La formación del farmacéutico en homeopatía garantiza la libertad de elección del paciente

Con el fin de ofrecerte un mejor servicio, PMFARMA utiliza cookies. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas.  Acepto
Ver por categoría:
Enviar a un amigo
Septiembre 2017
La formación del farmacéutico en homeopatía garantiza la libertad de elección del paciente
Por
Miguel Barelli. Farmacéutico, Especialista en Homeopatía y Director de Relaciones Institucionales. Boiron.

La llegada de un nuevo perfil de paciente al sistema sanitario ha dado nuevos argumentos a una necesidad innata del profesional farmacéutico. Los nuevos usuarios acuden con una mentalidad distinta y otras expectativas, y quieren que el farmacéutico sea algo más que un dispensador. Hay más de una buena razón para que la farmacia apueste por la formación como base para ofrecer una atención y un consejo de calidad a los usuarios en materia de homeopatía.


Uno de los mayores motivos de orgullo de España es su sistema sanitario. El Sistema Nacional de Salud se erige entre los mejores del mundo debido a varias razones. Una de ellas es su modelo de farmacia, que ha desarrollado el valor de la farmacia como un servicio sanitario de proximidad al ciudadano. Y es gracias a esa cercanía, producto de su capilaridad, y gracias a la excelencia ligada a los servicios del profesional farmacéutico, que la farmacia española ha pasado a ser reconocida como Marca España.

Por méritos propios el farmacéutico se ha ganado a pulso, ya no en España, sino en la Unión Europea, un puesto predominante en el mapa de las profesiones más accesibles para los ciudadanos. Según los resultados del estudio bianual ‘Confianza en las profesiones’ publicado en 2016 por GfK Verein sobre la percepción de 32 profesiones en 27 países, la del farmacéutico se constituyó como la tercera que más confianza genera, por detrás solo de los bomberos y los enfermeros. El 92 por ciento de los encuestados así lo aseguraba1.

Una de las claves que respaldan la reputación y la buena percepción de esta Farmacia Marca España es la formación de sus profesionales. En 1997 el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos puso en marcha el Plan Nacional de Formación Continuada, redefinido actualmente como Programa de Actualización en Farmacología y Farmacoterapia e integrado por 8 cursos semestrales. A esta oferta esencial se añaden de forma periódica cursos de menor duración sobre diferentes aspectos de interés profesional y otras tantas actividades formativas impulsadas por los Colegios Oficiales de Farmacéuticos provinciales.

Todas estas iniciativas comparten un mismo espíritu: proceder a la actualización del conocimiento necesaria para desarrollar correctamente la actividad dentro de la oficina de farmacia; seguir impulsando la excelencia de sus servicios y favorecer la adaptación de estos establecimientos a un entorno tan cambiante como el sanitario, ya sea a nivel demográfico, social o tecnológico.

Hace años que este entorno en continua evolución dio a luz a un nuevo perfil de paciente, más informado, involucrado en su salud, más inquieto y más exigente, pero también más crónico y polimedicado. La llegada de este nuevo usuario de los servicios sanitarios tuvo el mismo impacto que lanzar una piedra sobre un lago de aguas tranquilas. Sus ondas concéntricas fueron llegando a todos los agentes de la cadena del medicamento, obligándoles a adaptarse.

Hoy, el 95 por ciento por ciento de la población española tiene una farmacia a menos de 5 minutos de su domicilio. Inevitablemente los farmacéuticos han tenido que adaptarse a este nuevo perfil de usuario, más consciente de su propio papel como agente clave en la gestión y autocuidado responsable de su salud. Hoy, nadie duda de que continuar esta tendencia de corresponsabilización de los usuarios es algo imprescindible si se pretende conseguir el doble objetivo de mejorar resultados en salud y garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario.

Este nuevo usuario llega hoy a las farmacias con una mentalidad distinta y con otras expectativas. Ya no ve en el farmacéutico a un mero dispensador de medicamentos. Ahora demanda de él otra clase de información, un asesoramiento personalizado y de confianza, así como demanda otra clase de medicamentos y cuidados que den respuesta a sus necesidades, más allá de la enfermedad, destinados a mantener y fortalecer la salud y a mejorar su calidad de vida, pero al mismo tiempo que sean más respetuosos con su organismo.

Por esta razón y ante esta necesidad actual, el farmacéutico debe conocer y tener acceso a la formación sobre los medicamentos homeopáticos y las patologías para las que más se usan por las ventajas que ofrecen y el valor añadido que otorgan a los usuarios.

En primer lugar, y debido a que hasta la fecha no se han descrito reacciones adversas relevantes asociadas a su toma, los medicamentos homeopáticos son incluidos en el consejo de los profesionales sanitarios para el tratamiento de sintomatologías en pacientes de distintas edades. Además, pueden ser útiles durante etapas fisiológicas particulares o en pacientes polimedicados, pudiendo ser utilizados solos o en combinación con otros tratamientos, siguiendo siempre el criterio del profesional sanitario.

En segundo lugar, cuentan con un gran aliado: la satisfacción de los propios pacientes una vez que lo utilizan y que vuelven a repetir experiencias con estos fármacos. Precisamente otra característica del nuevo usuario que acude a la farmacia es que, respaldado por los buenos resultados que obtienen, siguen demandando información sobre los medicamentos homeopáticos. En España, 8 de cada 10 usuarios de la homeopatía se muestran satisfechos o muy satisfechos con los resultados obtenidos, tal y como se mostró en los resultados del ‘I Estudio sobre conocimiento y uso de homeopatía’2.

Prueba de este alto nivel de satisfacción es que el 87 por ciento la recomendaría a sus familiares y amigos y al 74 por ciento les gustaría recibir asesoramiento por parte del profesional sanitario sobre medicamentos homeopáticos. En el caso de las farmacias, el 53 por ciento de los usuarios valoran positivamente que el farmacéutico ofrezca información sobre estos productos3.

Apostar por una especialización en homeopatía dentro de la oficina de farmacia ofrece una ventaja fundamental: ofrecer un valor añadido a los usuarios, que podrán beneficiarse de la versatilidad y la fiabilidad de unos medicamentos utilizados para aliviar los síntomas de un grupo de patologías que son de consulta más común en las farmacias, como resfriados, dolores de garganta o trastornos leves del sueño, por citar algunas.

Gracias a la gran capilaridad que caracteriza al modelo de farmacia mediterráneo en España, la formación del profesional farmacéutico en homeopatía no sólo ahondará en su papel clave en el cuidado de la salud y el bienestar de las personas. También permitirá caminar hacia un segundo objetivo: garantizar el acceso equitativo de los pacientes a los medicamentos homeopáticos y a la información del uso que se hace de los mismos, en condiciones similares a países de nuestro entorno como Francia, Alemania, Bélgica o Suiza, entre otros.

No hay que olvidar que la libre elección entre los diferentes tratamientos y cuidados que más se adecúen a sus intereses y en base a una información adecuada y al consejo de un profesional de la salud es un derecho de los pacientes, contemplado en el artículo quinto de la Carta Europea de los Derechos de los Pacientes y en el artículo 2.3 de la Ley 41/2002, básica reguladora de la autonomía del paciente.

Por este motivo, es fundamental fomentar la formación, basada en el rigor y la calidad, tanto de los estudiantes como de los profesionales farmacéuticos, con el fin de que puedan aconsejar, dispensar, indicar y hacer un correcto seguimiento de los tratamientos homeopáticos4 de sus pacientes. De este modo dispondrán de toda la información necesaria sobre esta opción terapéutica que forma parte de la Medicina y que suma salud para los pacientes y profesionales sanitarios.


1- www.gfk.com. GfK Verein: Estudio global de confianza en las profesiones 2014. [Internet]. Consultado 27 julio 2017.Disponible en  http://www.gfk.com/insights/press-release/bomberos-enfermeras-farmaceuticos-y-maestros-las-profesiones-en-las-que-mas-se-conf/
2- Díaz Sáez G, Moreno Sánchez G, Balmy S.
Estudio sobre conocimiento y uso de homeopatía en España. Rev Med Homeopat. 2012;5(3):113-19
3- Estudio “Percepciones sobre salud y homeopatía en la población española”. Boiron-Nielsen 2014. Disponible en http://www.boiron.es/estudio-percepciones-y-aspiraciones-sobre-salud/articulo/1001502056901/ii-estudio-percepciones-salud-homeopatia.1.html
4- Barelli M, Olías M, Pérez M, Rabasco AM, Ramos A. La formación en homeopatía de los estudiantes de farmacia. Ars Pharmaceutica 2014; 55(suppl2)

Escribe tu comentario
Debes estar unido a PMFARMA para participar. Únete o haz login