Apuesta constante por la innovación

PMFarma utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas. Tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo impedir que sean instaladas.   Configurar
Ver por categoría:
Enviar a un amigo
Abril 2018
Apuesta constante por la innovación
Por
Caridad de Ugarte. Responsable de Comunicación de B+Safe. Grupo Almas Industries.

Desde el comienzo de la era digital el mundo que nos rodea está cambiando en gran medida nuestra vida. Principalmente porque podemos acceder a la información de una forma rápida y práctica, con sus ventajas y desventajas.


El desarrollo de la tecnología digital y de todos los dispositivos asociados hace que estemos constantemente conectados. Aproximadamente un 50% de la población mundial tiene ya acceso a internet y en el caso de España hablaríamos de unos 31 millones de personas en el año 2017.

Todo ello hace que estén cambiando los hábitos de consumo en todos los sectores incluido el de la salud. La innovación y la tecnología avanzan rápidamente en el mundo de la medicina con avances, incluso en la forma de operar, que es cada vez menos traumática para el paciente y se realiza en algunas ocasiones de forma remota desde otro país.

Los pacientes se informan a través de internet de sus síntomas, enfermedades y buscan información tanto de los médicos como de las medicaciones. Esto último puede ser perjudicial si no están bien aconsejados, y especialmente si adquieren medicación en  diferentes plataformas de venta fraudulenta.

Esta situación hace que las empresas, farmacéuticas, asociaciones de médicos y otras entidades busquen tener una mayor presencia y popularidad en la red sin olvidarse de una mayor seguridad de sus dominios, con certificaciones que hagan que el paciente tenga garantías sobre la información que buscan.

Dentro de todo el entramado digital no podemos olvidar la tendencia creciente de acceso a internet a través de los dispositivos móviles siendo cada vez menor el acceso desde el  ordenador o la tablet. En nuestro país el 93% de los españoles utiliza el móvil todos los días para acceder a internet, por lo que nuestras páginas web ya son todas responsivas, para que se vean de forma fácil y rápida en los smartphones.

Debemos adaptar el marketing tradicional a las nuevas formas de acceso a la información teniendo en cuenta que el usuario busca y compara,  recaba información de cualquier producto o cuestión. Tampoco debemos olvidaros del aumento de la utilización de apps en el área de la salud y de los dispositivos conectados como son los smartwach o wearables de cualquier tipo que ayudan al ciudadano, cada vez más concienciado con la vida sana y la práctica de ejercicio, como contraposición a la vida sedentaria en el trabajo, a llevar un mayor control del ejercicio realizado, pulsaciones, horas de sueño, hábitos, etc.

Un reflejo de la sensibilización de la sociedad por la salud en España son los 15 millones de personas que  hacen deporte de forma regular, la mayoría no federadas y sin control”, explica Manonelles  según un estudio avalado por la Sociedad Española de Medicina del Deporte. La práctica deportiva sin una preparación y revisión previa puede provocar el infarto de miocardio o la parada cardíaca. Un ejemplo de la tecnología aplicada a un producto fácil de usar son los actuales desfibriladores entre los que está el DOC, un desfibrilador que incluye en el propio equipo conexión las 24h, un servicio de emergencias dando las primeras pautas de actuación, llamada preferente al 112 y geolocalización mediante tarjeta GPRS para llegar de forma más rápida y con garantías a la localización de la víctima.

Otro ejemplo dentro del e-health son las aplicaciones que permiten al paciente tener su historial en sus dispositivos digitales, petición de citas, información sobre alimentación sana, ejercicios para mente y cuerpo, etc.

También proliferan los juegos digitales dentro de la llamada gamificación que ayudan al paciente a  minimizar o ralentizar los efectos negativos de su enfermedad, mediante ejercicios de memoria y cognitivos, como ocurre en el caso del alzheimer.

Son muchos los ejemplos de cómo la tecnología nos ayuda a llevar una vida más sana y que nos ayudan a actuar con mayores garantías en caso de emergencia, por ello la apuesta por la innovación por parte de la sociedad debe ser constante.

Escribe tu comentario
Debes estar unido a PMFARMA para participar. Únete o haz login