La educación médica continuada en la diana del marketing plan

PMFarma utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas. Tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo impedir que sean instaladas.   Configurar
Ver por categoría:
Enviar a un amigo
Octubre 2018
La educación médica continuada en la diana del marketing plan
Por
Manuel García Abad. Presidente de honor de la Fundación Iberian Livemed Institute.

La reciente creación de la Fundación Iberian Livemed Institute como institución que respalda la calidad, independencia y utilidad para la práctica clínica de las actividades de educación médica continuada de Livemed Iberia, fue la oportunidad para organizar, a modo de presentación, una mesa redonda sobre la educación en el grado y la educación médica continuada.


La educación médica continuada (EMC) en el postgrado es la herramienta fundamental de la mejora continua de los profesionales y así está siendo percibido cada vez con más intensidad en un entorno global competitivo dentro del cual el paciente, como se ha dicho tantas veces, eje del sistema sanitario, está exigiendo competencia profesional y compromiso con la actualización de conocimientos, siempre necesarios, y ahora aún más con el incremento de la utilización del término “medicina personalizada” una actualización del viejo “no hay enfermedades sino enfermos”.

La educación en el grado y en el postgrado fueron objeto de revisión en una mesa redonda organizada por la Fundación Iberian Livemed Institute en el anfiteatro Ramón y Cajal de la Facultad de Medicina de la Universidad complutense de Madrid (UCM) y en la que intervinieron Milagros García Barbero, presidenta de la Sociedad Española de Educación Médica (SEDEM); José Luís Álvarez-Sala, decano de la Facultad de Medicina de la UCM; José Antonio Sacristán, director de la Fundación Lilly; Felipe Chavida, presidente del Instituto para el Desarrollo Profesional (IDEPRO) y Pilar Fernández, vicepresidenta del Consejo General de Enfermería y finalmente con la exposición de los fines y objetivos de la Fundación Iberian Livemed Institute en el mecenazgo de la educación continuada y la colaboración con las sociedades científicas para la organización de las mismas.

La educación en el grado
Hubo acuerdo en que la educación en el grado ha cambiado poco en los últimos cuarenta años y no ha evolucionado en paralelo con la ciencia y las nuevas tecnologías, siendo por tanto una misión de la SEDEM, según explicó la doctora García Barbero, la formación de médicos y enfermeras en términos de contenidos y metodología, ayudando a los profesores, las facultades y las sociedades científicas en aquellos temas de educación médica que quieran implementar, haciendo investigación en educación, fomentando cursos de formación del profesorado y de tutores.

Una iniciativa de sumo interés fue la creación en 2006 de la Cátedra de Educación Médica Fundación Médica Lilly-UCM, respondiendo a la necesidad de modernizar la educación médica aportando innovación y conocimiento basado en la evidencia apostando por un cambio de modelo más centrado en el estudiante pero pasando por el paciente, la humanización de la medicina.

La enseñanza de la medicina en España en palabras del decano Álvarez-Sala tiene que ajustarse a la capacidad docente real y a las necesidades de médicos del país por lo que el número de estudiantes debe experimentar una reducción sustancial. El número de colegiados en 2017 es de 253.974 – 545 por 100.000 habitantes - , mientras que la tasa recomendada por la OCDE es de 300 – 350 por 100.000. Lo que hace falta, indicó, es una planificación de las especialidades que están escasas de médicos y de las que están en demasía.

La educación en el postgrado
La formación médica continuada es la más prolongada en el tiempo y la que está relacionada con los problemas de salud del paciente. Es autodirigida siendo el profesional el que tiene que estar identificando sus déficits para dirigir su formación y esta debe estar enfocada a la carrera profesional en función de lo que demandan las bolsas de trabajo en las distintas comunidades autónomas.

Las actividades de EMC acreditadas, tanto presénciales como online, se han desarrollado extraordinariamente en los últimos años correspondiendo a las registradas en la comunidad de Madrid el número más importante con un porcentaje superior al 50% sobre el total nacional.

La EMC en la actualidad, responde al entorno cambiante en materia de la oferta sanitaria. Esta es practicada en la mayoría de las ocasiones en equipo y los médicos necesitan aprender como trabajar con eficiencia como equipos en beneficio de sus pacientes e interactuando con farmacéuticos y personal de enfermería.

En Estados Unidos, un referente de la EMC en todo el mundo occidental, The Acreditation Council for Continuing Medical Education (ACCME) en su informe sobre 2017 revela que 1.800 proveedores de EMC ofrecieron 163.000 actividades educacionales. Estos datos representan el más elevado número de actividades  y horas de instrucción registrados en los últimos 10 años así como el número de interacciones educacionales con otros profesionales de la salud.

Los proveedores acreditados corresponden a sociedades científicas, hospitales y organizaciones dedicadas a la EMC  ofreciendo una amplia variedad de opciones presenciales y online enfocadas a las necesidades y preferencias de los médicos basando su foco en la relevancia para la práctica médica y su independencia de intereses comerciales.

El informe muestra que el 98% de las actividades de EMC son diseñadas para incentivar cambios en la competencia (enseñando a  los profesionales estrategias para traducir nuevos conocimientos en acción) 59% son diseñadas para cambiar la práctica (mejorando lo que están haciendo realmente) y el 31% para cambiar la aproximación al paciente.

En cuanto a la inversión en EMC, el informe señala una cifra en torno a los 2.700 millones de dólares con un incremento del 6% con respecto a 2016. La mayoría de los ingresos (54%) procedieron de las cuotas de inscripción, el apoyo comercial un 28% , publicidad y exposiciones comerciales un 16% y donaciones y apoyos gubernamentales un 1% cada una.

Como elegir entre las diferentes opciones de EMC
Parte del problema reside en el creciente número de opciones disponibles  y la dificultad de asistir a las más interesantes acciones de EMC acreditada por los insuficientes permisos para asistir a las mismas lo que implica, a veces,  la necesidad de solicitar días sin sueldo o a costa de las vacaciones.

En un estudio privado realizado este año en Estados Unidos con el objetivo de conocer  que influye en las decisiones de acudir a actividades educacionales, tipo de actividades que prefieren y la mejor manera de comunicar con los profesionales para que las conozcan, se encontraron las siguientes conclusiones  de utilidad para programar actividades más eficaces:

- Casi el 80% dijeron que preferían las actividades presenciales, en parte, porque permiten el networking con otros compañeros y con los líderes de opinión.
- Los cursos online de varios días o semanas de duración eran seguidos por un 57%.  Mientras que Webinars on-demand fueron seguidos por la tercera parte.
- En cuanto a la mejor manera de alcanzar potenciales asistentes, el 68% de los que respondieron, dijeron que el correo electrónico es como normalmente sabían de los programas de EMC., especialmente cuando ya pertenecen a un colectivo de alumnos registrados a las diversas actividades que han captado sus intereses en materia de formación.
- Las comunicaciones de las sociedades científicas también puntuaron alto entre las maneras de obtener información para un 46%, seguido por la procedente de las revistas , la comunicación boca a oreja, las búsquedas en Internet y en último lugar los empleadores y redes sociales.

En cuanto a que  les influyó más a la hora de elegir una actividad, un 76% aludió a la relevancia de los temas para su práctica clínica seguido por el número de créditos y en tercer lugar el coste de la inscripción.

Conclusión
Los profesionales de la salud, no solo los médicos, sino también los farmacéuticos y el personal de enfermería ven como una necesidad, la actualización de conocimientos para realizar su práctica con las máximas garantías para la atención a los pacientes y el apoyo que la industria farmacéutica puede prestarles como impulsores de la investigación que deriva en mejoras en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades, es fundamental para ellos y representa, por lo tanto, una herramienta imprescindible en la confección del marketing plan.

Escribe tu comentario
Debes estar unido a PMFARMA para participar. Únete o haz login