La transformación digital: del reto a la oportunidad

PMFarma utiliza cookies propias y de terceros para recopilar informacion con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas. Tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo impedir que sean instaladas.   Configurar
Ver por categoría:
Enviar a un amigo

Marzo 2019
La transformación digital: del reto a la oportunidad
Por
Víctor Gil. Head of IT. Uriach.

Cuando reflexionamos sobre un concepto como la digitalización o, dicho de otra manera, sobre cómo impactan las nuevas tecnologías en la empresa y en la vida cotidiana, nos damos cuenta de que la línea tecnológica que antes estaba muy definida, ahora se ha desdibujado.


Nos encontramos en un momento de cambio, de evolución -tanto en el hogar como en la empresa- en el que la presión tecnológica es cada vez más imperante y en muchos casos disruptiva. Esto implica que, en el mundo empresarial, debamos tomar decisiones estratégicas con una base tecnológica, para afrontar con garantías los distintos retos futuros que se plantean con la transformación digital.

En Uriach, y permítanme hablar de mi libro, estamos haciendo una importante y profunda reflexión sobre el camino que queremos tomar en los próximos años. Y empezamos por algo tan simple como contestarnos a la pregunta de cómo entendemos la transformación digital en la compañía y qué iniciativas de futuro debemos abordar para crecer, intentar anticiparnos a nuestros competidores y estar preparados ante una posible disrupción en nuestro sector. Sin olvidar cómo encaja todo esto en un cambio que afecta a la cultura de nuestros colaboradores que, recordemos, son los grandes catalizadores del cambio. En ese sentido, abordamos el presente y el futuro de la compañía apoyándonos en cuatros grandes áreas que nos permitirán introducir la digitalización en nuestro ADN:

En primer lugar, hablaremos de la ‘digital culture’, un concepto que plantea que, para poder realizar un cambio de esta envergadura, necesitamos que la gente esté preparada para ello. Por lo tanto, debemos desarrollar o añadir habilidades digitales a nuestros colaboradores, así como permitir que los ‘nativos digitales’ nos ayuden a cerrar una brecha digital que actualmente sufren los ‘nativos analógicos’. También consideramos necesario conocer cuáles son, en nuestra organización, los diferentes perfiles digitales para que esto nos permita activar, entre otras cosas, formación ad-hoc para cada uno de ellos. De esta forma, conseguimos mejorar sus habilidades digitales, así como conocer, en función de estos roles, el papel que deben desempeñar a la hora de desplegar los diferentes proyectos tecnológicos. En paralelo, debemos estar atentos a la aparición de nuevos perfiles de trabajo, como, por ejemplo: app developers, social media managers, youtuber content creators, cloud computing creators, data scientist, y así hasta un incontable número de nuevas posiciones que poco a poco debemos incorporar si queremos que el cambio sea real y exitoso.

En segundo término, está el ‘digital workstyle’, una forma de trabajar que plantea que, usando todas las herramientas tecnológicas de las que se pueda disponer, la mayoría de los colaboradores de Uriach tengan la capacidad de poder trabajar en equipos multidisciplinares de manera flexible, dinámica, rápida y eficiente. Para ello, para que nuestros colaboradores puedan desarrollar su entorno, no debemos olvidar los espacios de trabajo que deben facilitar el dinamismo y el trabajo en equipo, tanto en la oficina como a distancia, así como los equipos de videoconferencia o la tecnología que permite trabajar everyplace and everywhere.

En tercer lugar, hablamos de ‘digital operations’, que entendemos que es el área más visible y en la que todo el mundo piensa cuando nos referimos a la transformación digital: revisar nuestros procesos end-to-end (e2e). El objetivo principal de esta área es detectar todas aquellas mejoras en las que la tecnología aporte un valor añadido y permita tener un retorno en tiempo y costes.

Otro punto a tener en cuenta es el trabajo previo con los equipos de excelencia operacional, puesto que es el propio usuario quién conoce su día a día y quién debe empujar los cambios para que estos se haga realidad. En ese sentido, incorporar a nuestro ADN la mejora continua de procesos es una acción en la que ya hace tiempo que se está trabajando y facilita mucho la adaptación a los cambios que se realizan en las distintas áreas de la compañía.  

Por último, la digitalización nos debe ayudar a innovar en nuestro negocio y mejorar nuestros productos. Con la ayuda de la tecnología debemos llegar a nuestro consumidor final de manera más eficiente y detectar así sus preferencias, así como las tendencias que afectan a nuestro sector. Hablamos por ejemplo de tecnología en IoT, de Machine Learning, de Big Data y del uso de Artificial Intelligence y de digital marketing, una tecnología que deberemos añadir a nuestro portfolio de productos y servicios futuros. Por ello es importante disponer de un ‘Innovation Hub’, tanto de producto como de tecnología, que esté formado por equipos multidisciplinares, interconectados, que utilicen metodologías agile que les permita, en un espacio reducido de tiempo, decidir si tiran adelante o descartan las diferentes ideas que tengan en su pipeline. La satisfacción del consumidor es un eje en el que debe vertebrar nuestra innovación, un consumidor que es cada día más tecnológico y que busca experiencias únicas y personales.

La puesta en marcha de estas cuatro áreas que os he descrito ha ido directamente relacionada al cumplimiento de un marco que consideramos crítico para poder tener éxito en nuestra andadura y que consta de cuatro grandes condiciones. La primera y fundamental es que estas iniciativas deben venir esponsorizadas por nuestro CEO; la segunda, es que todo el comité directivo de la compañía crea y se sienta cómodo con el marco estratégico digital creado; la tercera, es la necesidad de alinear las distintas iniciativas al plan estratégico de la compañía; y, por último, la creación de un comité que supervise todos los proyectos futuros y que determine si las iniciativas que están en marcha siguen los criterios establecidos en nuestro plan de transformación digital.

Pero más allá de poner etiquetas, que curiosamente (como la tecnología) se vuelven anacrónicas muy rápidamente, en Uriach creemos que nuestra transformación comenzó hace ya 5 años de la mano del anterior Plan Estratégico (2013-2017). En aquel entonces, consensuamos con el Comité de Dirección un roadmap que nos permitiera consolidar nuestras bases tecnológicas para poder sustentar las iniciativas y retos que actualmente se nos plantean como compañía en el Plan Estratégico actual hasta el año 2022.

Hablamos de proyectos de gran calado, como el cambio de nuestro ERP (Sistema de gestión integral para dar soporte a todos los procesos de negocio), que supuso un enorme impacto en la revisión de nuestros procesos y en la manera de trabajar de personas, teniéndose que adaptar de manera express a estos cambios. También cabe mencionar la integración de Office365 y todas las soluciones de movilidad en un entorno Cloud, así como la eliminación de la telefonía clásica, impulsando el uso de las soluciones multidispositivo, que aportan flexibilidad y rapidez.

Asimismo, destacan iniciativas corporativas como la redefinición de nuestra intranet, planteada como una herramienta de comunicación interna de la compañía, o proyectos que nos permiten eliminar burocracia y, por ende, introducir la cultura del paperless, como puede ser ShareMe, un software de gestión enfocado a nuestro departamento de calidad. Pero no todos los proyectos deben ser transversales. También hay soluciones departamentales que, con una buena definición de las necesidades y un buen approach a la solución, permiten desplegar aplicaciones de gran valor añadido.

Iniciativas que, sin duda, están creando una filosofía propia de compañía y una nueva forma de trabajar: más eficiente y sostenible. La penetración de la tecnología en nuestro día a día es una oportunidad. Y tenemos claro que la aprovecharemos. Estamos preparados para el cambio. Porqué en Uriach, cuándo nos proponemos algo, lo conseguimos.

Escribe tu comentario
Debes estar unido a PMFARMA para participar. Únete o haz login