Este verano ha tocado caminar…Go!!

Con el fin de ofrecerte un mejor servicio, PMFARMA utiliza cookies. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas.  Acepto
Celebramos 25 años
Enviar a un amigo
Octubre 2016


Por Juan Antonio Rodríguez. Medical Director Havas Health Spain.
Miembro de la AEAPS.

Todos los profesionales que nos dedicamos a la comunicación en salud hacemos todo lo posible para mejorar y ofrecer los mejores resultados a pacientes y profesionales sanitarios. Invertimos tiempo y recursos en desarrollar programas de soporte, materiales informativos y formativos, y materiales promocionales a través de los diferentes canales que tenemos a nuestra disposición: online, offline, móvil, que aseguran que nuestros productos y servicios son accesibles para los usuarios a los que van dirigidos.

La pregunta es: ¿estamos haciendo lo suficiente para generar experiencias?

Sin duda, si tuviéramos que hablar de un acontecimiento viral y universal durante este último verano, a todos nos viene a la mente el fenómeno Pokémon GO. Más allá de las noticias sensacionalistas y de las locuras, e incluso delitos, asociados a esta aplicación, nosotros como profesionales de la comunicación en salud debemos preguntarnos qué significa, y puede llegar a significar, en nuestro campo.

Tradicionalmente, las iniciativas para promover la salud y bienestar han sido desarrolladas por expertos en salud sobre soportes, como aplicaciones y websites, que se creaban sobre un proyecto ya definido. Uniendo ambos ámbitos desde el inicio de los proyectos, se pueden generar programas con el potencial de revolucionar el autocuidado y los hábitos saludables en la población.

Hoy en día, cada vez hay más artículos, noticias y blogs especializados, sobre todo en Estados Unidos, que hablan de los posibles beneficios para la salud de utilizar estas nuevas formas de entrenamiento. Así, como es evidente, el primer beneficio de esta aplicación, la tan citada Pokémon GO, sería el aumento de la actividad física, ya que es necesario caminar 2, 5 o 10 kilómetros para obtener nuestra recompensa. Además, este nuevo enfoque podría ser más motivador para los usuarios que otros tipos de aplicaciones tradicionales que se limitan a realizar un seguimiento de la actividad física realizada. Por tanto, en un futuro próximo se desarrollarán aplicaciones similares que ofrezcan experiencias acordes a las necesidades de diferentes grupos de población.

Aparte de este posible beneficio, el más tangible de este juego por el aumento de la actividad física, se apunta que, además, podría beneficiar la actividad cognitiva, especialmente en las personas más jóvenes, ya que incorpora elementos de estrategia y planificación lo que puede contribuir al pensamiento lógico.

Al contrario de otras aplicaciones y videojuegos, estas nuevas modalidades ayudan a con-tribuir a la interacción social, porque se pueden establecer grupos o comunidades.

Por tanto, una pregunta que nos podemos plantear, más allá del ejemplo concreto antes mencionado, es qué beneficios para la salud pueden aportar las aplicaciones de realidad aumentada. Esta tecnología permite que podamos incrementar nuestra capacidad de absorber información, interactuar de manera diferente, abrir nuevos canales de comunicación y generar nuevas dinámicas de comportamiento. Todo ello, hace posible el desarrollo de aplicaciones que ayudarán a la toma de decisiones clínicas, al acceso e interpretación de pruebas diagnósticas, a la formación de los propios profesionales de la salud y a la difusión de los programas educativos y de soporte a pacientes. Todas estas oportunidades para generar herramientas para el cuidado de la salud suponen un reto, tanto para la industria farmacéutica como para los profesionales de la comunicación en salud.

Escribe tu comentario
Debes estar unido a PMFARMA para participar. Únete o haz login