La ¿nueva? salud digital

PMFarma utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas. Tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo impedir que sean instaladas.   Configurar
Enviar a un amigo
Enero 2018


La ¿nueva? salud digital

El hecho de hablar de salud en el entorno digital es, para muchos, ya de por sí sinónimo de nuevo, transgresor o al menos un ámbito por explorar y descubrir. Y no utilizaré frases manidas en las reuniones de estrategia y de marketing como “quien no está en internet, no existe”, “el futuro es el marketing on-line”, “no basta con estar, hay que hacerse ver”… Y mucho menos hablaré de lo infrautilizado que está el famoso “Big Data” en general, y en el terreno health en particular.

Por Luis Zamora. Director de Cuentas. Global Healthcare. 

A pesar de considerarme aún un novato, un aprendiz, alguien que tiene muchas cosas por descubrir y beber de los que llevan más tiempo que yo en el sector, me sigue sorprendiendo que este tema, se siga trabajando como algo nuevo, desconocido. Incluso hasta el punto en que algunos directores de marketing experimentados titubean a la hora de tomar una decisión en lo que a estrategia digital se refiere.

¿Nuevo? ¿De verdad que lo consideramos aún como nuevo? Si ya no hablamos de millennials como potencial paciente o público, sino que hablamos de los verdaderos nativos digitales, la generación Z, ¿cómo podemos seguir tratando este tema como algo por aprender y descubrir?

Aún recuerdo las caras y la multitud de veces que tuvimos que presentar un proyecto donde el target principal eran los profesionales y seguidores de e-sports. Datos, cifras globales, cifras de ganancias potenciales, estudios de consultoras independientes, análisis internos de la agencia, experiencias previas, casos de éxito de otras empresas (evidentemente no de salud ya proponíamos al cliente ser la primera). Creo que no existía dato o referencia que no mostramos al cliente hasta que aceptó confiar en nosotros y adentrarse en un terreno fuera de la zona de confort típica del plan de marketing.

¿El resultado? Se consiguió abrir la puerta de la salud a un entorno nuevo, diferente, por explorar, fuertemente vinculado al mundo on-line y donde se reunía el potencial paciente-consumidor. Un camino largo y duro hasta llegar a algo que, aunque nos pese, era de todo menos nuevo. Sí, éramos la primera empresa de salud que se posicionaba en este target, pero no los primeros. Otros sectores se habían percatado de que allí había oportunidades. ¡Y cuánto se valoran las nuevas oportunidades de venta en entornos de crisis!

A día de hoy el cliente luce con orgullo haber sido el primero del sector en hacerlo. Recordemos que el primero golpea dos veces. Incluso internamente ha sido puesto como ejemplo europeo de nuevas formas de hacer marketing. Por muy equivocado que esté el adjetivo “nuevo” en esa frase.

A día de hoy, seguimos trabajando para hacer cosas “nuevas”, hablando y comunicando a los nuevos pacientes en entornos digitales donde ellos cohabitan. Donde ellos se expresan. Donde ellos están y no donde nosotros queremos que estén. En un hábitat cien por cien digital. On-line. Conectado. A tiempo real. La salud para ellos debe ser así. Es así.

Renovarse o morir. No es nada nuevo.

Escribe tu comentario
Debes estar unido a PMFARMA para participar. Únete o haz login