La gestión del dato, ¿el valor diferencial para ganar una Champions League?

Con el fin de ofrecerte un mejor servicio, PMFARMA utiliza cookies. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas.  Acepto
Celebramos 25 años
Enviar a un amigo
Septiembre 2015
La gestión del dato, ¿el valor diferencial para ganar una Champions League?

Si la gestión de la información recibida por los sensores que llevan los jugadores ayudara a obtener la victoria en una final de Champions, el analista de datos sería una pieza clave en el banquillo de todos los equipos de fútbol. Apasionante, ¿verdad?

 

Por Marta Patsí. Partner. MICHealthcare.

En pleno siglo XXI, el uso de dispositivos que generan un elevado volumen de información como los sensores, lectores de códigos o los popularísimos wearables es masivo. De hecho, publicaciones recientes prevén unas ventas totales para el 2015 de más de 72,1 millones de wearables, que representarían un incremento del 173% respecto el 2014. Además, las previsiones aseguran que en los próximos 5 años mantendrán un crecimiento interanual del 42%. Brutal. Imaginaos la cantidad de información de la que se va a disponer. En la actualidad ya generamos, según el Ex CEO de Google, Eric Schmidt, tantos datos cada dos días como la Humanidad entera había generado hasta 2003. Además, se prevé que para el 2020 los datos generados multiplicarán por 44 los del 2009. ¡Una barbaridad!

Este mes de agosto salía publicado un artículo muy interesante en La Vanguardia sobre el Big Data y el futbol, y es que la gestión del dato ha llegado al deporte rey por excelencia. Y es curioso como un deporte tan físico puede ser un generador de datos tan interesante, no sólo para definir la mejor estrategia de cómo afrontar el partido, sino también para saber dónde está el límite de cada jugador teniendo su salud controlada. Pensemos que los datos generados son datos 100% sobre el estado de salud de los jugadores como la frecuencia cardíaca, el nivel de carga muscular, el nivel de fatiga, nivel de cortisol (hormona relacionada con el nivel de estrés)…

Las ventajas del uso de este tipo de información son infinitas, no sólo para poder ser mejor que la competencia y ganar el partido. Sobretodo porque facilita muchísima información sobre el estado de salud de los jugadores que puede ayudar a evitar posteriores lesiones. Está claro que para la industria farmacéutica es una fuente inagotable de información para poder mejorar fármacos en desarrollo, pautar tratamientos de salud física individualizados, tratamientos coadyuvantes que mejoren la adherencia,... Y sobre todo PREVENIR futuras lesiones físicas y psíquicas como las depresiones causadas por el estrés. Según la FIFA, el 25% de los futbolistas profesionales presenta muestras de depresión y ansiedad, y es que el estrés es un factor de riesgo importante para los trastornos mentales y de conducta.

De hecho, en un estudio reciente realizado a más de 2.000 personas del estado español, que se presentará a finales de setiembre en el Congreso Nacional de Psiquiatría bajo la Campaña Psiquiatría, Sí, aparecía que 1 de cada 2 individuos manifiesta haber sufrido alguna patología mental a lo largo de su vida, siendo el 60% de ellas depresión y ansiedad.

Como podemos imaginar, la información generada en el mundo del deporte es una información de interés para muchos sectores: la Administración, las empresas en general y las farmacéuticas en particular, el mundo del deporte, y sobre todo, los pacientes. Quizás ha llegado el momento de aprovechar las sinergias entre todos, para que se pueda mejorar la calidad de vida de los pacientes y prevenir futuras enfermedades. Esto sí sería un éxito Transversal para la sociedad.

Aunque, este ÉXITO plantea un gran RETO que es la gestión de la información. Para que todo este engranaje funcione es necesario analizar y gestionar muy bien la información, para que las decisiones tomadas, tanto en el terreno de futbol como en el laboratorio de investigación o en un despacho del Ministerio de Sanidad, sean las más adecuadas posibles.

Por tanto, al final no será la cantidad de información la que nos haga ganar el partido sino el VALOR de la información. Es la gran oportunidad para los “gestores de datos” o científicos de datos como los nombran algunos articulistas, porque serán los encargados de convertir los datos en información. Aunque, sólo aquellos que utilicen la empatía para hacer de esta información la más útil serán los que marcaran la diferencia, serán los “Messi” del Big Data.

Escribe tu comentario
Debes estar unido a PMFARMA para participar. Únete o haz login