Entra en vigor el reglamento europeo sobre restricciones a la venta de productos legalmente comercializados en otro Estado miembro

PMFarma utiliza cookies propias y de terceros para recopilar informacion con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas. Tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo impedir que sean instaladas.   Configurar
Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
08 Jun. 2009
Entra en vigor el reglamento europeo sobre restricciones a la venta de productos legalmente comercializados en otro Estado miembro

 
Antecedentes

Como es sabido, el principio de reconocimiento mutuo garantiza -al menos sobre el papel- que un producto que se comercialice legalmente en un determinado país de la UE pueda comercializarse igualmente en cualquier otro Estado Miembro, aún cuando se trate de productos que no han sido objeto de armonización a nivel comunitario. Dicho principio sólo puede ser excepcionado por razones imperiosas de interés público suficientemente acreditadas.

Las autoridades comunitarias, sin embargo, han detectado que algunos países siguen apoyándose en sus disposiciones internas para impedir o demorar la entrada en su territorio de algunos de estos productos e, incluso, para retirarlos de su mercado.

El Reglamento (CE) 764/2008 nace precisamente como una reacción a estas prácticas, e impone límites y obligaciones estrictas a los Estados miembros que pretendan adoptar medidas de este tipo, publicado en agosto del 2008, la entrada en vigor de este reglamento se ha producido el pasado 13 de Mayo.

Sin duda se trata de una buena noticia para sectores como el de los complementos alimenticios, en el que no es extraño encontrarse con demoras y requerimientos difícilmente justificables a la hora de comercializar productos que vayan más allá del esquema clásico de vitaminas y minerales.

Procedimiento reglado

Los Estados miembros que pretendan adoptar una norma técnica que restinga la comercialización de un producto de estas características deberán notificarlo al responsable del producto junto con las pruebas técnicas y científicas que demuestren que la medida es necesaria para proteger los intereses públicos. Deberá otorgarse al responsable un plazo mínimo de 20 días hábiles para presentar alegaciones.

Si la autoridad finalmente entiende que procede adoptar una medida restrictiva deberá notificarlo al operador económico y a la Comisión, indicando las razones por las que rechaza las alegaciones del responsable del producto. Si la autoridad competente no notifica esta decisión en el plazo previsto, el producto se entenderá legalmente comercializado en el país y conforme con sus normas internas.

Puntos de contacto de productos

Cada país deberá crear “puntos de contacto” donde se debe poder obtener información sobre (i) normas internas aplicables a un determinado producto y el procedimiento a seguir para introducirlo en el mercado, y (ii) datos necesarios para establecer contacto directo con las autoridades competentes sobre esta clase concreta de productos. Los “puntos de contacto” deberán facilitar esta información a los interesados en el plazo máximo de quince días hábiles, y de forma gratuita.



Escribe tu comentario
Debes estar unido a PMFARMA para participar. Únete o haz login