Entrevista a Diana Roig, Responsable de Nutrición y Salud en Unilever España

Con el fin de ofrecerte un mejor servicio, PMFARMA utiliza cookies. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas.  Acepto
Celebramos 25 años
Ver por categoría:
Enviar a un amigo
Diciembre 2017
Entrevista a Diana Roig, Responsable de Nutrición y Salud en Unilever España
Por
Redacción.

El mercado de “Functional Food” se ha desarrollado fuertemente en los últimos años y tiene perspectivas de seguir creciendo a buen ritmo en los próximos años. La clave de éxito del mismo está desarrollar productos que efectivamente nos ayuden a mejorar nuestra salud y en comunicarlos adecuadamente. Son productos nuevos que necesitan un entendimiento y concienciación por parte del consumidor. Es un mercado muy interesante y con innovación, y algunas de las más grandes compañías del mundo están desarrollando sus estrategias.


Unilever es una de ellas. Desde hace varios años está desarrollando y comercializando nuevos productos en las áreas de Salud Cardiovascular y Obesidad. Diana Roig es la Responsable de Nutrición y Salud en Unilever España. El pasado mes de Julio, el Instituto Consumer Healthcare, tuvo el placer de contar con su participación en la IV Sesión de Networking, donde nos explicó la estrategia de Unilever en el área de Functional Foods, y tuvimos la oportunidad de hacerle todo tipo de preguntas sobre
este mercado.

Algunas de las ideas que nos comentó queremos compartirlas con vosotros y vienen recogidas en la siguiente entrevista.

¿Por qué Unilever decidió apostar por la creación de una línea de Functional Foods?
Dentro de la visión de Unilever está el incrementar el impacto social positivo, así como mejorar la salud y el bienestar de aquellos con quienes nos relacionamos. Para ello, se analizaron las problemáticas de salud pública en las que, teniendo en cuenta nuestro porfolio, podíamos contribuir positivamente. Una de ellas es la salud cardiovascular, principal causa de mortalidad en los países desarrollados. Es por ello que, en el año 2000, se decidió lanzar una gama de productos que reducen el colesterol, bajo la marca Flora pro.activ, que es el principal factor de riesgo cardiovascular.

¿Qué ha supuesto para la compañía apostar por el reposicionamiento en salud de algunos de sus productos de alimentación?
Ha sido realmente muy positivo, y nos ha ayudado a satisfacer la demanda de nuestros consumidores, que cada día son más conscientes que una alimentación adecuada es clave para envejecer con calidad de vida. De hecho, hemos lanzado productos posicionados en salud, pero desde el año 2004 – momento en que la OMS alertó sobre los elevados índices de obesidad y otras enfermedades no transmisibles – estamos continuamente revisando nuestro porfolio para mejorarlo desde el punto de vista nutricional, y lo estamos consiguiendo. Un ejemplo, lo constituyen los helados para niños que comercializamos bajo nuestra marca Frigo, que ya tienen menos de 110 Kcal por porción.

Por otra parte, muchas de nuestras marcas tienen un firme propósito social, y hemos comprobado que el consumidor se siente mucho más identificado con estas marcas, porque es su manera de contribuir a cuidar nuestro planeta, su salud y bienestar.

¿Qué objetivos se plantea Unilever para los próximos 5 años en materia de Functional Foods?
Nuestro objetivo es seguir creciendo con los productos que tenemos, satisfaciendo la demanda de nuestros consumidores, pero sobretodo abarcar un enfoque más integral, porque al final el impacto de nuestros productos en un consumidor individual es limitado. Es decir, un consumidor puede incorporar un Functional Food en su alimentación, pero si el resto no lo hace bien, es decir, si no sigue una alimentación variada y equilibrada ni un estilo de vida saludable, nuestro producto tendrá un impacto muy parcial, es por ello que la educación es clave para alcanzarlo.

Es por todo ello, que intentamos proporcionar al consumidor – por distintos medios – vías para que integre nuestros productos en una alimentación variada y equilibrada, tenga una actividad física diaria y mantenga, en general, un estilo de vida saludable.

¿Cuáles cree que son los ingredientes de éxito para que una Functional Food sea bien acogida por el consumidor?
El primer ingrediente de éxito es que realmente le sirva para mejorar un aspecto de su salud, sin perder de vista factores como el sabor y la conveniencia. Tiene que poderlo integrar en su alimentación de forma fácil y práctica, y si además lo percibe como natural y como un alimento que puede tener cabida en una alimentación variada y equilibrada, el éxito
está asegurado.

¿Cómo cree que Unilever, centrado en el canal Gran Consumo, podrá adaptarse a esas nuevas tendencias en alimentación, como son las dietas personalizadas o la nutrigenómica?
Lógicamente son tendencias que implican un cambio de paradigma, especialmente para las empresas de gran consumo, pero tenemos un departamento científico, ubicado en nuestros centros de I+D+i, que está analizando la evolución de estas tendencias y cómo podemos adaptarnos a ellas. Es un gran reto, pero es obvio que marcarán el futuro de la alimentación, y no podremos dejarlas de lado si queremos      ser atractivos para el consumidor del futuro.

¿Hacia dónde cree que evolucionará el mercado de los Functional Foods?
Creo que la evolución será positiva. Hay voces que han cuestionado los Funcional Foods, pero el estilo de vida actual, y el incremento de determinadas patologías (obesidad, enfermedades cardiovasculares, diabetes, etc…), creo que auguran un buen futuro a los Functional Foods. Sin embargo a mi juicio el objetivo debe ser crear Funcional Foods que respondan a patologías y problemas reales, y no a tendencias que no se sustentan con ninguna base científica.

Sabemos que Unilever está llevando a cabo acciones importantes de mejora de la salud de la población a través de la modificación nutricional de sus productos, por ejemplo, con la desaparición de las grasas trans de origen artificial en sus productos o con la limitación autoimpuesta de que los helados infantiles no puedan tener más de 110 Kcal. ¿Cree que esta situación, que han reconocido que hoy puede ir en su contra, puede suponer una palanca de fuerza para enamorar a un consumidor que cada vez más se preocupa por su salud?
Sí, y de hecho tenemos estudios que así lo confirman. Una vez al consumidor le has enamorado con aspectos como el sabor o la conveniencia, se siente más atraído por marcas que se preocupan por su salud y bienestar que por marcas que no los tienen en cuenta.

A veces nos cuesta transmitir todo lo que estamos haciendo para mejorar nuestros productos desde el punto de vista nutricional, pero en algunas marcas nos lo hemos propuesto dentro del propósito de marca, y vemos cómo el consumidor las acaba prefiriendo frente a otras.

Tenemos que enamorar a nuestros consumidores, pero el gran reto es mantenerlos enamorados.

Perfil: Diana Roig
Diana Roig nació en Barcelona. Es ingeniero agrónomo (especialidad industrias alimentarias), formación que complementó con estudios de nutrición y de economía. Toda su actividad profesional ha estado ligada a la industria alimentaria: empezó en Grupo Bonmacor (empresa especializada en la gestión de asociaciones de alimentación), donde ocupó varios cargos, y actualmente es responsable de Nutrición y Salud en Unilever España y coordinadora del South Cluster del UNN (Unilever Nutrition Network). Como tal, da soporte a todas marcas, focalizándose en la comunicación en nutrición y salud, en mejorar tanto los productos ya lanzados como las innovaciones desde el punto de vista de la nutrición, y en asegurar el cumplimiento de los objetivos del USLP (Plan Unilever para una Vida Sostenible).

Escribe tu comentario
Debes estar unido a PMFARMA para participar. Únete o haz login