CEO Farma: Entrevista a Ricardo Moreno, Director General de ViiV Healthcare

PMFarma utiliza cookies propias y de terceros para recopilar informacion con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas. Tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo impedir que sean instaladas.   Configurar
Ver por categoría:
Enviar a un amigo

Julio 2019
CEO Farma: Entrevista a Ricardo Moreno, Director General de ViiV Healthcare
Por
Redacción.

ViiV Healthcare es la única compañía farmacéutica 100% dedicada al VIH. Fue establecida en noviembre de 2009 a través de una joint venture entre GlaxoSmithKline y Pfizer, mientras que Shionogi se unió en octubre de 2012. Charlamos con su Dirctor General para conocerla más en profundidad.


“ViiV es la única compañía en el mundo que dedica el 100% de su actividad al VIH”

¿Qué es ViiV Healthcare y que ha supuesto en el VIH?
ViiV Healthcare (ViiV) nace en noviembre de 2009, como resultado de una alianza empresarial entre GSK y Pfizer, que deciden crear la compañía con sus respectivos productos para el tratamiento del VIH, precisamente para poder dedicar más atención a esta infección. Esto da lugar a la primera y única compañía 100% dedicada al VIH que, como tal, establece unos vínculos más fuertes tanto con los profesionales sanitarios, como con las asociaciones de pacientes. Posteriormente, en 2012 se incorpora Shionogi como accionista de ViiV.

ViiV Healthcare es una compañía innovadora en muchos aspectos, incluyendo la forma en que combina la “juventud” de llevar operando sólo 10 años, con la veteranía que le otorgan sus ancestros (las compañías que dieron origen a ViiV) que aportaron el primer Antirretroviral (AZT, Zidovudina) en 1987. Esta innovación de ViiV queda patente en muchas de sus áreas, pero sin duda una singularidad muy importante que le diferencia del resto de compañías que trabajan en VIH, es que ViiV es la única compañía en el mundo que dedica el 100% de su actividad al VIH. Esta exclusividad permite que todos los empleados de ViiV, en cualquiera de sus funciones, tengan un foco común, que es mejorar la vida de las personas que viven con VIH. Esa es precisamente nuestra misión a la que nos dedicamos con esfuerzo y entusiasmo, desde hace ya 10 años, no solo en países desarrollados como España, sino también el tercer mundo, dónde la epidemia tiene un mayor impacto.

Pero al hablar de innovación, no podemos olvidar la que, sin duda, puede ser la innovación más importante hasta ahora en el VIH y que ViiV está liderando: la estrategia 2DR, que consiste en retar el paradigma actual del tratamiento del VIH, consistente en 3 o más fármacos, para instaurar una nueva pauta de sólo 2 antirretrovirales (2DR o regímenes de dos fármacos), con las potenciales ventajas que esto puede ofrecer tanto a los profesionales sanitarios, como a la Administración, y, sobre todo a los pacientes. 

Por tanto, consideramos que la incorporación de ViiV ha supuesto una enorme oportunidad para que el VIH rescate protagonismo en la agenda sanitaria y, a la postre, beneficie a las personas que viven con VIH.

¿De cara al futuro inmediato, qué nuevos lanzamientos debemos esperar?
Como hemos comentado, nuestra estrategia actual está dirigida a incorporar regímenes de dos fármacos (2DR). En este sentido, muy recientemente (mayo de 2019) hemos lanzado al mercado JULUCA, el primer régimen de comprimido único de dos fármacos (dolutegravir y rilpivirina) para el tratamiento de las personas que viven con VIH, ya controlados con tratamientos previos. Asimismo, a finales de abril, recibimos la opinión positiva del CHMP para DOVATO (dolutegravir y lamivudina) que ya está disponible en EE. UU. y que será lanzado en Europa cuando disponga de la Autorización de Comercialización por la Agencia Europea del Medicamento.

En el horizonte próximo hay otra combinación de 2DR (Cabotegravir y Rilpivirina), pauta de tratamiento inyectable de acción prolongada que podría aliviar notablemente el sentimiento de carga de enfermedad que percibe el paciente con su tratamiento al reducir las 365 dosis actuales a tan solo 12 dosis al año. Por último, hay otro fármaco en líneas avanzadas de investigación, fostemsavir, que incorpora un mecanismo de acción diferente y puede ser de utilidad en pacientes que habían fracasado a su régimen de tratamiento actual y tenían opciones de tratamiento muy limitadas. Además, también hay varios productos en investigación en fases precoces.

¿Cuáles son los retos actuales prioritarios en relación al VIH en España?
En España, como en muchos de los países del primer mundo, la prioridad ha dejado de ser salvar la vida del paciente, ya que los tratamientos actuales y venideros son capaces de controlar la infección manteniendo el virus en situación de indetectibilidad y dotando al paciente de una buena calidad de vida. Sin embargo, hoy hay varios aspectos que manejar, siendo la prevención uno de los más importantes. El VIH es una epidemia que, teóricamente, podríamos erradicar si controlásemos los contactos. En este sentido, hoy en día ha quedado demostrado que el paciente controlado no trasmite el virus a sus parejas, pero lamentablemente, sigue habiendo una falta de concienciación en el uso de medidas preventivas (por ejemplo, el preservativo) que impide que reduzcamos el número de casos nuevos al año (en torno a 4000 casos nuevos al año en España) lo que a su vez impide que se controle la epidemia.

ONUSIDA ha establecido unos objetivos de control del VIH para el 2020, conocidos como 90-90-90, que persiguen que el 90% de los pacientes estén diagnosticados, el 90% de estos tratados y el 90% de estos controlados. La situación en España hoy es de 86,2%/93,4% /90,4%, por tanto, nuestro foco debe ser el diagnóstico precoz y la educación. Además, no podemos olvidar el “cuarto 90”, por el que se debe asegurar que el 90% de las personas tratadas y con carga viral indetectable disfruten de una buena calidad de vida y sin discriminación, puesto que el estigma asociado a esta infección sigue siendo uno de los problemas clave a abordar. En este sentido, en ViiV el pasado mayo, nos unimos al Pacto social por la No discriminación e Igualdad de Trato asociada al VIH, una iniciativa impulsada desde el Ministerio de Sanidad cuyo objetivo es eliminar el estigma y la discriminación asociados al VIH y al sida, garantizando la igualdad de trato y de oportunidades, la no discriminación, el respeto de los derechos fundamentales y la diversidad de las personas afectadas.

En este sentido, ¿qué ha supuesto la campaña #YONOMEOLVIDO? ¿Qué objetivos persigue?
Considerando lo anterior, uno de los objetivos que queríamos lograr con la campaña #YONOMEOLVIDO era aumentar la concienciación sobre el VIH, pues pasó de tener protagonismo en la agenda sanitaria a quedar relegada a un segundo plano. Por ello, nos unimos a GESIDA, SEISIDA y CESIDA para lanzar esta campaña el pasado 26 de marzo con una llamativa acción en las calles de Madrid, y concretamente en el puente de Rubén Darío, que amaneció repleto de lazos rojos con el objetivo de concienciar a los partidos políticos y a la población en general de que el VIH no “debe olvidarse”. La campaña tuvo una excelente acogida y confiamos en que pueda dar sus frutos en un corto plazo de tiempo.

Como compañía 100% dedicada al VIH, ¿Qué otras iniciativas y programas tienen en marcha que contribuyan a estos retos?
La innovación responsable centrada en el paciente forma parte de nuestra misión y compromiso para ofrecer avances en el tratamiento y calidad de vida de las personas que viven con VIH. Más allá del tratamiento antirretroviral, ViiV puso en marcha en 1992 el primer programa mundial de Responsabilidad Social Corporativa, Positive Action, que vela globalmente por implementar acciones para ayudar a las comunidades afectadas por el VIH/SIDA; es la primera compañía centrada en el VIH que abrió su portafolio de productos a un programa de licencias voluntarias en países en vías de desarrollo y también tenemos acuerdos de colaboración con el Medicines Patent Pool (MPP), organización de Naciones Unidas, fundada en 2010 para aumentar el acceso al tratamiento en VIH y facilitar la innovación a nivel mundial. ViiV colaboró con MPP desde 2010 y en 2013 alcanzó un acuerdo para facilitar licencias voluntarias de las formulaciones pediátricas de abacavir. En 2014, añadió la licencia de dolutegravir, solo unos meses después de obtener la aprobación de la FDA del fármaco. Además. En 2015, nos adherimos a la iniciativa “Empresas responsables con el VIH y el sida en España”, de la Coordinadora Trabajando en Positivo, con el aval del Plan Nacional del Sida del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, cuya finalidad es generar estrategias de prevención del VIH en la sociedad y formación, así como promover y defender los derechos de las personas con VIH en el ámbito laboral, favoreciendo su acceso al mercado laboral. Junto a Trabajando en Positivo, hemos puesto en marcha el programa Back to work, iniciativa que lucha contra la discriminación y el estigma y que consiste en ofrecer inserción laboral a personas que viven con VIH. Un programa que a todos en ViiV nos enorgullece.

¿Cómo ve la realidad del VIH en los próximos 10 años?
Los próximos 10 años pueden ser muy importantes en el VIH. Creo que las terapias 2DR se habrán convertido en los regímenes de tratamiento antirretroviral más habituales y, asimismo, creo que las terapias de acción prolongada tendrán un uso relevante. También creo que habremos avanzado en la prevención, incluyendo la profilaxis preexposición, lo que permitirá reducir la tasa de nuevos casos. En resumen, auguro un panorama mejor para el VIH desde el punto de vista del paciente, aunque también creo que la presión económica sobre el VIH puede reforzarse.

¿Qué opinión le merece la situación actual del sector farmacéutico en España?
Vivimos una etapa de gran convulsión. En ocasiones, esto puede hacer que las compañías innovadoras no veamos un claro retorno de la inversión en investigación y desarrollo en cuanto a financiación de los medicamentos. Personalmente pienso que los criterios que se establecen habitualmente pueden resultar  economicistas, dando lugar a que en determinadas ocasiones prime este aspecto frente a los resultados de la investigación clínica. Por lo demás, el modelo sanitario español, al estar regionalizado, no permite una plena homogeneidad a nivel nacional, lo que dificulta la acción de la Industria. En cualquier caso, la interacción entre la Industria y la Administración, así como con los profesionales sanitarios es de gran profesionalidad y creo que hay un excelente fondo intelectual que facilita discusiones de alto valor.

Perfil
Ricardo Moreno es Doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid y ha realizado un Executive MBA en el Instituto de Empresa de Madrid y un PDD en IESE (Universidad de Navarra). También ha completado el curso Leading in Context por la Escuela de negocio IMD (Lausanne, Suiza). Desde el punto de vista profesional, tras una etapa como Médico de Atención Primaria en el Sistema nacional de Salud en Madrid, pasó a ejercer su actividad en la Industria, como Médico en las áreas de Antibióticos y Vacunas y más tarde años tomo la responsabilidad de Marketing en Antiinfecciosos, tras lo cual dirigió el Departamento de Formación, antes de asumir la responsabilidad de VIH en GSK, desde dónde fundó ViiV en 2009. 

Escribe tu comentario
Debes estar unido a PMFARMA para participar. Únete o haz login