Entrevista a Silvia Gómez Farnos, Global Marketing Manager en Almirall

PMFarma utiliza cookies propias y de terceros para recopilar informacion con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas. Tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo impedir que sean instaladas.   Configurar
Ver por categoría:
Enviar a un amigo

Julio 2019
Entrevista a Silvia Gómez Farnos, Global Marketing Manager en Almirall
Por
Redacción.

AKASI Calculator ha logrado el Premio Aspid 2019 a la mejor aplicación en Salud dirigida al profesional además de alzarse con el Aspid Oro en la nueva categoría global de eSalud. Para hablar de este éxito, conversamos con Silvia Gómez Farnos, Global Marketing Manager de Almirall.


“En la app AKASI Calculator confluyen los elementos fundamentales de la filosofía de Almirall”

AKASI Calculator, mejor aplicación en Salud dirigida al profesional en los recientes Premios Aspid 2019, y además, Aspid Oro en la categoría global de eSalud. ¿Cuál es el punto de partida para obtener este éxito?
En la app AKASI Calculator confluyen los elementos fundamentales de nuestra filosofía. Almirall es una compañía farmacéutica global, focalizada en la dermatología médica, que colabora con los profesionales de la salud aplicando la Ciencia para proporcionar soluciones terapéuticas a los pacientes actuales y a futuras generaciones. Así nos definimos a nosotros mismos, pero prácticamente podríamos decir lo mismo de AKASI, una app netamente científica que también tiene como beneficiario último al paciente presente y futuro, y que está pensada para facilitar el trabajo diario de los profesionales sanitarios. La aplicación está diseñada para una de las patologías más frecuentes con las que se encuentran los dermatólogos en su consulta: la queratosis actínica, una lesión cutánea precancerígena cada vez más habitual, debido a una exposición inadecuada y excesiva a las radiaciones solares y al envejecimiento de la población, ya que, como tantas otras enfermedades, la edad es el principal factor de riesgo. De hecho, se calcula que al menos uno de cada tres hombres y una de cada cinco mujeres mayores de 70 años presentan lesiones de este tipo –aunque hay quien habla de que la  incidencia es considerablemente mayor, incluso en edades más tempranas–. Lesiones, por otra parte, que son más frecuentes en la cabeza porque es, junto a las manos, la zona más expuesta al sol de nuestro cuerpo.

En un sector como el farmacéutico, ¿qué supone recibir un galardón en una categoría estrictamente digital?
Nos sentimos particularmente orgullosos de estos premios, ya que no solo tienen un enorme prestigio desde el punto de vista de la comunicación, la publicidad y el marketing global. Suponen para Almirall un reconocimiento muy importante a nuestra estrategia digital, uno de los pilares de nuestra compañía en la actualidad y uno de los ejes sobre los que se sustenta nuestra decidida apuesta por incorporar la innovación más puntera en todos nuestros proyectos y procesos. En este momento, hablar de la transformación digital como pilar estratégico es un proceso real y transversal en Almirall. Tanto es así, que contamos con un Digital Project Portfolio consolidado y en pleno desarrollo, por lo que AKASI no es, en ningún caso, una iniciativa aislada, como demuestra la plataforma de formación en herramientas digitales para dermatólogos Digital Derma, otro de los proyectos en los que participamos y con los que nos sentimos plenamente comprometidos. El desarrollo de herramientas digitales que faciliten el trabajo de los profesionales de la salud en beneficio de los pacientes forma parte, además, de una tendencia imparable y mucho más amplia, a la que una compañía farmacéutica con vocación de liderazgo como la nuestra no puede ni debe sustraerse. Me refiero al cambio de paradigma que está experimentando la gestión de la salud, en el que el entorno digital es el canal a través del que, cada vez más, el paciente empoderado se relaciona con los profesionales sanitarios, por un lado, y los profesionales sanitarios, las empresas y las instituciones del sector nos relacionamos entre nosotros, colaboramos y accedemos al conocimiento científico, por otro. Todo ello sin perder de vista la sostenibilidad del sistema sanitario, para la que una herramienta como AKASI resulta enormemente útil, ya que facilita la labor del profesional de la salud, reduciendo los tiempos, aprovechando sinergias y proporcionando elementos de diagnóstico objetivos.

¿Qué hace diferente a esta app respecto a otras que podemos encontrar en el mercado?
AKASI Calculator destaca, precisamente, porque proporciona al dermatólogo criterios diagnósticos objetivos que, a su vez, le permiten llevar un seguimiento detallado de cada paciente en concreto y le capacitan para tomar decisiones clínicas o terapéuticas de forma mucho más ágil, personalizada y precisa.

AKASI es una aplicación gratuita, multidispositivo y compatible tanto con IOS como con Android, que ha sido diseñada en colaboración con los principales autores del innovador índice de severidad AKASI (Actinic Keratosis Area and Severity Index), liderados por el Dr. Thomas Dirschka, Profesor de Dermatología en la Witten-Herdecke University (Alemania), y miembros de la Asociación Europea de Dermato-Oncología (EADO). Su valor diferencial radica en que está basada en indicadores numéricos para evaluar los principales parámetros de la queratosis actínica: extensión del área afectada, eritema, grosor y distribución de las lesiones. Es la primera aplicación de estas características con la certificación CE como dispositivo médico y está disponible en inglés, español, alemán e italiano.

Es una aplicación pionera, sencilla e intuitiva que, al trasladar el índice AKASI al lenguaje digital más accesible, ha podido cubrir necesidades no atendidas en el abordaje clínico de esta enfermedad de la piel, convirtiéndose en una herramienta realmente útil en la consulta y en los estudios clínicos para los profesionales de la salud.

A nivel interno, ¿qué supuso para Almirall pensar y desarrollar esta aplicación? ¿Qué parte de la compañía y qué equipos o departamentos han estado implicados?
El proyecto para desarrollar la aplicación de AKASI nace en el marco del congreso europeo Dermato-Onco (EADO) 2017donde se presentaban, por primera vez, los resultados del nuevo método para calcular el área y el índice de severidad de la queratosis actínica.

Almirall apostó, desde el primer momento, por el desarrollo del proyecto con el objetivo de crear una herramienta inexistente en el mercado y poder facilitar la evaluación de la severidad de la QA de manera rápida, fácil y fiable.  Así nace AKASI Calculator, un proyecto en colaboración con expertos en dermatología de toda Europa y que ha obtenido el sello CE, estando disponible en inglés, español, alemán e italiano.

Comenzaron las reuniones de trabajo, que durarían alrededor de una año, con el entusiasmo que supone el reto de un proyecto tan atractivo. Liderado por el departamento de marketing se inicia una trabajo multidisciplinar en el que intervendrán las áreas de Digital, Médica, Regulatorio, Calidad, Compliance y Legal.

El éxito del proyecto y posterior creación se deberá a la implicación entusiasta de todo el equipo que participa en el estudio y el seguimiento del trabajo efectuado por el grupo de expertos en comités periódicos. La apuesta de Almirall por este proyecto en colaboración es ya en sí un éxito por los diversos conocimientos que han ido apartando los miembros del equipo multidisciplinar.
El resultado es la creación de un nueva herramienta digital que facilitará el uso de un nuevo sistema para evaluar la severidad de la queratosis actínica en la cabeza, proporcionando así un servicio de valor añadido en el los estudios clínicos y en la consulta  de los profesionales de la salud.

¿Cuándo surge la idea y confirmación de trabajar con SFY para que AKASI Calculator sea una realidad?
AKASI Calculator es un proyecto colaborativo, en el que hemos contado con dos partners de lujo: el equipo liderado por Almirall en colaboración con el Dr. Dirschka y SFY, que ha hecho un trabajo extraordinario porque ha conseguido transformar el conocimiento científico en una herramienta sencilla, cómoda y de gran usabilidad, por lo que, además de útil, resulta atractiva. Conocíamos su trabajo, tanto el que desarrolla para otras organizaciones del sector sanitario como el de carácter más divulgativo, y nos pareció que su estilo y su know how resultarían perfectos para proporcionar esa combinación de rigor y sencillez que estábamos buscando. Estamos muy satisfechos del Aspid de Oro obtenido por el reconocimiento que supone a la excelencia de nuestro trabajo.

¿Estáis desarrollando nuevas estrategias o aplicaciones en la compañía que sigan el éxito de este proyecto?
Estamos trabajando firme y decididamente en el área digital y tenemos por delante un ambicioso road map en esta área que implicará a otras muchas de la compañía. Entre ellas I+D donde estamos invirtiendo de forma considerable, porque la innovación es una de las señas de identidad de Almirall. Pero, además, las nuevas tecnologías y los canales digitales permiten nuevos enfoques en soluciones para mejorar la vida de los pacientes y orientarles a tener una calidad de vida más sana.

Realidad Virtual, Big Data, Inteligencia Artificial … ¿hasta dónde será capaz de llegar el sector de la salud en la adopción de todas estas nuevas realidades? ¿Las estamos aprovechando como deberíamos?
La Inteligencia Artificial o los enfoques de Inteligencia Artificial para diseñar medicamentos pueden revolucionar su descubrimiento. Incluso predecir la inscripción en ensayos clínicos o en la simulación de futuros eventos adversos que pueden conducir a cambios en la terapia.

La Inteligencia Artificial también puede tener un gran impacto para las operaciones de back office en farma, adquisiciones que han tenido un enorme impacto en la eficiencia y en la mejora de nuestro día a día. Por otra parte, debemos admitir que los términos IA o machine learning, están muy presentes en los medios pero el impacto real hasta la fecha ha sido bajo. Sin embargo, el potencial para futuros interrogantes en relación a esos datos es vasto y realmente prometedor y puede tener un potencial significativo y transformador en el sector de salud.

Para finalizar, ¿cómo crees que se va a desarrollar el marketing farmacéutico en el futuro? ¿Será muy diferente al día a día que hoy conocemos?
El marketing farmacéutico tiene el objetivo de encontrar la mejor combinación de experiencias, contenidos y canales para aportar valor al usuario. En nuestro caso, el usuario es por una parte el profesional sanitario y el paciente, alineados con nuestro Noble Purpose: Transform the patients’ world by helping them realize their hopes & dreams for a healthy life.

Por el camino, surgirán nuevos canales y tecnologías. Otros, perderán relevancia, pero el objetivo, dudo que cambie. Una clave a tener en cuenta será la regulación sobre la protección de datos, con ventanas de explotación de datos más limitadas, lo que generará un nuevo reto para el marketing farmacéutico.