'Decálogo del peque dormilón' de Zambon para ayudar a dormir a los pequeños

Con el fin de ofrecerte un mejor servicio, PMFARMA utiliza cookies. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas.  Acepto
Home » Noticias » 'Decálogo del peque dormilón' de... Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
20 Mar. 2017
'Decálogo del peque dormilón' de Zambon para ayudar a dormir a los pequeños

Fijar horarios para ir a la cama, leer cuentos y evitar grandes cenas son algunas de las recomendaciones para lograr que los niños duerman correctamente.

En esta época de resfriados, la congestión nasal puede dificultar que los niños concilien el sueño por las noches.

El uso de parches balsámicos como Fluirespira, con propiedades avaladas por la OMS, ayuda a los niños a despejar la nariz durante la noche.

Zambon, compañía farmacéutica internacional, ha desarrollado 10 consejos para ayudar a las madres y padres a conseguir que sus hijos duerman mejor. La hora de acostar los niños es para muchas familias uno de los momentos más difíciles del día. Los más pequeños de la casa suelen resistirse a ir a dormir por múltiples razones, entre ellas, porque quieren pasar más tiempo con la familia, porque quieren jugar, etc. Lograr que los niños vayan pronto a descansar es vital para su bienestar y también para su rendimiento escolar, por lo que es recomendable que los padres aborden el tema del sueño con sus hijos y les ayuden a establecer rutinas y horarios, y así evitar problemas mayores de insomnio en un futuro.

Además, la congestión nasal asociada al resfriado puede resultar muy incómoda para el niño y puede hacerles despertar varias veces durante la noche.

La solución de Zambon es Fluirespira Parches, a base de ingredientes naturales como el eucalipto, que alivia las molestias derivadas de la obstrucción nasal en niños a partir de dos años.

Para conseguir un sueño de calidad, desde Zambon se recomienda seguir el 'Decálogo del peque dormilón', que contiene una serie de consejos especialmente desarrollados para favorecer que los niños duerman mejor:

1. Procurar que la habitación tenga un ambiente adecuado
Es importante que no entre luz de la calle, pero según el niño, puede ser preferible oscuridad total o dejar alguna luz tenue en el interior de la habitación. La temperatura debe mantenerse fresca y estable durante toda la noche, y debe reducirse el nivel de ruido para que el niño consiga conciliar y mantener el sueño.

2. Establecer horarios fijos para ir a la cama y para levantarse es bueno para los niños
El organismo se acostumbra a los horarios y al llegar las horas especificadas, se prepara para descansar y recuperarse. Además, está demostrado que establecer una rutina para ir a dormir tiene un impacto significativo en la conducta de los niños.

3. Eliminar azúcares y bebidas estimulantes, en todas sus variantes después del mediodía
Estos productos excitan a los niños e influyen en la calidad de su sueño.

4. Evitar cenas copiosas
Comer demasiado por la noche puede provocar pesadez de estómago e interfiere en las fases de sueño. Ir a la cama con el estómago demasiado lleno dificulta que el organismo descanse, puesto que el proceso de digestión se alarga.

5. Determinar las horas de sueño, según cada pequeño
Es importante establecer las horas de sueño de cada niño según su edad y necesidades. Cada etapa de la infancia requiere unas necesidades a las que debe adaptarse.

6. Establecer una rutina o ritual antes de ir a dormir
Inventar un ritual nocturno ayuda a la creación del hábito y a conciliar el sueño. Algunas de las rutinas más habituales son leer un cuento o cantar una nana antes de ir a dormir. A través de los libros y las canciones los niños pueden comprender que ya es el momento de dormir. También se recomienda dar una ducha de agua tibia, durante unos 20 minutos para que la temperatura haga que su cuerpo se relaje.

7. Ni tablets ni televisión, para dormir del tirón
Se debe evitar el contacto con aparatos electrónicos unas 2 horas antes de ir a dormir. En la misma línea, también es muy importante que los niños utilicen la cama solamente para dormir, no como espacio para jugar o ver la televisión.

8. Un peluche o juguete, y se dormirá en un periquete
Tener un juguete o peluche a la hora de dormir les da seguridad y les ayuda a afrontar, sin los padres, las situaciones que le resultan más difíciles. Calma y rebaja su tensión.

9. Ir a la cama, no es ningún drama
Se debe transmitir la idea que dormir es algo bueno y positivo, nunca se debe usar a modo de castigo o amenaza.

10. Despeja tu nariz, para dormir feliz, utilizar parches balsámicos como Fluirespira
En el caso de resfriado o congestión nasal , el uso de parches balsámicos como Fluirespira está recomendado a partir de los 2 años de edad. Es un producto natural, práctico, higiénico y de fácil uso. Posee una cara autoadhesiva que se pega sobre el pijama, lo que evita el contacto con la piel, y mantiene su eficacia durante 8 horas. El eucalipto, su principal componente, tiene un efecto balsámico, fluidificante y descongestivo, que ayuda a los niños a reducir la congestión nasal y a conciliar el sueño.

http://www.zambon.es
http://www.zambongroup.com
Respiratorio  



Escribe tu comentario
Debes estar unido a PMFARMA para participar. Únete o haz login