Antidepresivo Vortioxetina (Lundbeck) cumple su primer año en España

Con el fin de ofrecerte un mejor servicio, PMFarma utiliza cookies. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas.  Acepto

Celebramos 25 años

Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
05 May. 2017
Antidepresivo Vortioxetina (Lundbeck) cumple su primer año en España

Cuenta con un buen perfil de tolerabilidad y seguridad, unido a su eficacia antidepresiva. Más de 200 psiquiatras de España y Portugal se han reunido recientemente para compartir experiencias sobre los nuevos tratamientos para la depresión como vortioxetina.

El antidepresivo multimodal vortioxetina de Lundbeck, comercializado bajo el nombre de Brintellix®, cumple un año en el mercado español.

Se trata del primero de una nueva generación de antidepresivos que, además de contar con una amplia y sólida eficacia antidepresiva, actúa en el tratamiento de los síntomas cognitivos de la depresión, que afectan a la funcionalidad y a la productividad del paciente, tales como  dificultad de concentración, olvidos frecuentes, indecisión con dificultad para tomar decisiones y priorizar, y procesamiento lento (habla y respuestas lentas).

Entre las ventajas de vortioxetina, donde reside su valor diferencial, se encuentran “la preservación de la esfera emocional y la mejoría de la función cognitiva, algo visto en la práctica clínica en 8 de cada 10 pacientes, sin olvidar la preservación del impulso sexual”, asegura el doctor Enric Álvarez, Director del Servicio de Psiquiatría del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau y Profesor Titular de Psiquiatría en la Universidad Autónoma de Barcelona. CiberSam. IBsantpau.

A diferencia de los ISRS o los IRSN, vortioxetina modula la actividad de varios receptores serotoninérgicos, además de inhibir la recaptación de serotonina. Estas acciones múltiples actúan de manera sinérgica produciendo los efectos antidepresivos y sobre los síntomas cognitivos. Para el Dr. Álvarez, “el hecho de que vortioxetina pertenezca a una nueva clase de antidepresivos con un novedoso mecanismo de acción (mecanismo multimodal) que se refleja en la clínica, siendo responsable del mejor estado de alerta y funcionalidad del paciente”.

Asimismo, el mecanismo de acción multimodal de vortioxetina influye también en la baja incidencia de efectos adversos y en el perfil de tolerabilidad y seguridad favorable. “Aspectos como la baja incidencia de disfunción sexual, la buena tolerabilidad cardiovascular y no interferir en la ganancia de peso son muy bien valorados por los pacientes. Esta mejor tolerabilidad contribuirá a mejorar también la adherencia al tratamiento”, afirma el Dr. Álvarez.

En comparación con los ISRS e IRSN, el perfil de tolerabilidad y seguridad de vortioxetina es favorable, con niveles de insomnio similares a los observados con placebo, baja incidencia de disfunción sexual, sin aumento de peso ni prolongación del segmento QTc del electrocardiograma y sin efectos sobre la presión arterial, la frecuencia cardíaca y las funciones renal y hepática que son similares a los observados con placebo. A diferencia de lo que ocurre con otros antidepresivos, el tratamiento con vortioxetina se puede suspender bruscamente sin que se observen síntomas de retirada.

Vortioxetina es eficaz en el tratamiento de la depresión en adultos y ancianos y como tratamiento de mantenimiento para prevenir recaídas. Produce una mejoría global del Trastorno Depresivo Mayor (TDM), que se observa en los ítems de la Escala de Depresión de Montgomery-Asberg (MADRS) o de la impresión clínica global. Además, mejora medidas clínicamente relevantes como las tasas de respuesta y remisión.

Extenso programa de desarrollo clínico

La eficacia clínica y el perfil de seguridad de vortioxetina están respaldados por un extenso y sólido programa de desarrollo clínicoi que ha incluido a más de 6.700 pacientes con trastorno depresivo mayor. El programa se compone de diez estudios clínicos a corto plazo (≤12 semanas), aleatorizados doble ciego, controlados con placebo y con fármaco activo así como estudios a largo plazo (52 semanas) y en prevención de recaídas. También se ha realizado un estudio en población anciana (≥65 años) y estudios evaluando la eficacia de Brintellix en el tratamiento de los síntomas cognitivos de la depresión y en pacientes que no habían respondido a otro tratamiento previo con ISRS o IRSN.

http://www.lundbeck.com
Sistema nervioso  



Escribe tu comentario
Debes estar unido a PMFARMA para participar. Únete o haz login