El retroceso en genéricos, autocuidado y dispensación comunitaria dan ventaja al mercado hospitalario

PMFarma utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas. Tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo impedir que sean instaladas.   Configurar
Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
01 Mar. 2018
El retroceso en genéricos, autocuidado y dispensación comunitaria dan ventaja al mercado hospitalario

Crónica Workshop con medios IQVIA febrero 2018.

Este lunes, 26 de febrero, la directora general de IQVIA, Concha Almarza, y su director de Offering, Data Supply and Client Services, Miguel Martínez Jorge -ambos en la foto- expusieron a los medios de comunicación sus primeras previsiones para los mercados farmacéuticos en 2018; además de prefigurar el comportamiento de dichos mercados en los próximos dos años. Los números ofrecidos por la compañía hablaron para el presente ejercicio de un crecimiento del 1,2% para el mercado de retail, a través de las oficinas de farmacia, y de un 4,5% mediante la dispensación en los servicios de farmacia de los hospitales.

Ambas previsiones se realizaron en euros a Precio de Venta desde el Laboratorio, PVL, y anticiparon que en el año 2019, el mercado farmacéutico hospitalario habrá adelantado por primera vez al comunitario por consumo en valor. Sector este último que todavía tiene un valor de 10.000 millones de euros a PVL, y 15.000 millones de euros a Precio de Venta al Público, PVP. De forma que el mercado farmacéutico total dispone en la actualidad de cerca de 90.000 referencias de producto.

Como explicó Concha Almarza la diferenciación en el ritmo de crecimiento de los mercados farmacéuticos, comunitario y hospitalario, data del periodo 2009-2010, dado que antes corrían bastante paralelos en la evolución del consumo de medicamentos de prescripción (Rx). En el caso de las farmacias de calle, que aún retienen la dispensación de 14.000 referencias de productos éticos, la directora general consideró que mantiene su exiguo crecimiento por sus ventas en volumen (unidades) y a pesar de la caída progresiva de los precios de los medicamentos y el traspaso de la dispensación de los fármacos más innovadores al ámbito hospitalario.

En una sucesión de años que tuvieron también su reflejo en 2017, año que Almarza caracterizó como “curioso”, por iniciar unos cambios de tendencia que seguramente se potencien en el primer cuarto de siglo de XXI. A partir de unos datos a PVL aportados por IQVIA (PVL), paralelos a las cifras de gasto farmacéutico que aporta periódicamente el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI).

Como causas del declinar del mercado comunitario de las farmacias de calle, la directiva señaló, además de los citados arriba, el retroceso de las ventas de medicamentos genéricos (EFG) y de los productos para el autocuidado, sin olvidar los reales decretos que afectaron severamente al sector en los años 2010 a 2012, contra los precios de los medicamentos y, con el RDL 16/2012, que actuó también contra las ventas en volumen desde este canal.

Fundamentalmente, los genéricos mantienen sus horas bajas, en opinión de Almarza porque el marco regulatorio no les facilita un modelo de penetración adecuado para su expansión. Así, reflexionó la experta en investigación en mercados farmacéuticos, ocurre que, en ausencia de medicamentos como la Atorvastatina, que llegó a penetraciones del 80%, la porción que pueden alcanzar las EFG en sus indicaciones apenas rayan en el 20%. En un fenómeno que convive, solo por citar algunos ejemplos, con una caída generalizada de las ventas de ibuprofeno y omeprazol, o por una dominancia de las marcas con patente extinta en pregabalina, tal como ocurre también con el dexketoprofeno (Enantyum).

Para reforzar el sector de los genéricos, consideró Almarza, sería preciso apostar decididamente por la Prescripción por Principio Activo (PPA) e incidir en el colectivo médico, que en buena medida sigue prescribiendo las marcas por inercia, aunque ya no estén protegidas por su patente. Dado que, aclaró la especialista, sólo actuar sobre la dispensación en farmacia apenas asegura un aumento de la penetración de los genéricos en un 7% más.

Cerró Almarza el capítulo de los genéricos con una penetración aproximada del 40% a nivel nacional, en una tendencia que cada vez es más homogénea en las distintas comunidades autónomas, aunque subsistan diferencias. Entre estas, citó, el descenso de la penetración de EFG en Andalucía y Castilla y León, autonomías con bastante presencia tradicional de genéricos. En cuanto a las cifras del MSSSI, la directiva afirmó que concede a estos fármacos una penetración del 48%, en términos de gasto farmacéutico y no de PVL.

Para la máxima responsable de IQVIA, el mercado del Autocuidado tampoco es un motivo de alegría para las cuentas de resultado de las farmacias, a pesar de las más de 74.000 referencias de producto disponibles en la actualidad. Efectivamente, y según razonó, este sector entró en pérdida en 2017, después de sus crecimientos registrados desde 2013. Para comprender el fenómeno, Almarza recurrió a algunos estudios realizados por su compañía en los que se detectó un deficiente esquema de lanzamientos. Dichos lanzamientos, que tienen un fuerte impacto en ventas durante los dos primeros años, con posible alargamiento a seis meses más, aportaron un crecimiento del 7% entre 2015 y 2017, mientras que el resto del mercado ya asentado, y que es mayor, cayó al 6% en 2017. Esto coincide, según añadió la experta, con que tales lanzamientos suelen ser extensiones de línea en un 40%, que fidelizan a los consumidores ya ganados pero no atraen a otros nuevos; junto a switches (cambios) de medicamentos éticos a EFP; y nuevas propuestas comerciales destinadas a cubrir necesidades no cubiertas antes, como los colágenos o las limas innovadoras.

Junto a lo anterior, y para consuelo de los titulares de farmacias, la directiva aseguró que la venta de productos de autocuidado a través de internet, todavía no supone una amenaza seria para el canal de las oficinas y tampoco explica el retroceso de ese consumo no sujeto a receta. Un dato consolador al que unió, en autocuidado, el mejor comportamiento del segmento del Personal Care (1,1%).

Constatado el frenazo en genéricos y autocuidado, Almarza habló de un menor tráfico y número de tickets en las farmacias españolas, dentro de una tendencia al estancamiento que sólo puede paliar la compensación por precio que, todavía, no erosiona el negocio. En su análisis del perfil de la farmacia española, y a diferencia de presentaciones anteriores más centradas en las farmacias premium, la responsable de IQVIA, explicó que las oficinas de farmacia de menor tamaño requieren un nuevo modelo comercial por parte de los laboratorios y la distribución.

Para concluir sus reflesiones sobre las farmacias de calle, Almarza auguró un horizonte mercantil plano para este canal, que sólo en 7 años perdió el -10% de su volumen de negocio. Por lo que recomendó a los titulares de farmacia que tengan muy presente que el paciente se ha convertido en consumidor y que ya no entra en las boticas para curarse, sino para cuidarse. Por lo que es muy conveniente el uso de estrategias como las tarjetas de cliente y los CRMs, entre otras opciones, y sin olvidar que los recursos de las farmacias siempre serán más limitados, en espacio físico, recursos humanos y superficie, que otros canales competidores.

Correspondió al director de Offering, Data Supply and Client Services de IQVIA, Miguel Martínez Jorge, abordar el gran bloque del mercado farmacéutico hospitalario. Un pujante segmento que en 2019 logrará sobrepasar en valor y a PVL al mercado de las farmacias de calle, si no se producen cambios sustanciales en las dinámicas actuales de crecimiento.

Martínez Jorge explicó que dicho mercado hospitalario creció el 3,4% en 2017, gracias a drivers como el envejecimiento poblacional, los mejores diagnósticos, la ampliación de las poblaciones tratadas y, muy especialmente, el lanzamientos de medicamentos innovadores. Con un valor actual de 9.517 millones de euros, de los que Oncología supone el 23,8% de cuota de mercado al haber crecido el año pasado un 16,8%. Donde el 30,7% se debe a los fármacos lanzados en los últimos 4 años, con una cifra cercana a los 700 millones de euros a PVL.

Sobre las terapias biológicas (AIB) para dermatología, reumatología y las enfermedades inflamatorias intestinales, el ponente citó un crecimiento del 14% en 2017, sin que la entrada de biosimilares, como los de Infliximab, presupongan ninguna contracción, ya que sus precios son más bajos, pero se trata a más pacientes con estos medicamentos. Existiendo el caso de etanercept, biosimilar con mayor penetración de la lograda todavía por Infliximab.

En relación a la hepatitis C, Martínez Jorge, explicó que, después de haber tratado a 82.000 pacientes, este segmento del mercado hospitalario vio caer su crecimiento un 28% en 2018, tal como ya había vaticinado IQVIA. Mientras que en VIH-Sida el crecimiento se fue al 0% por el uso de genéricos y de combos de principios activos ya conocidos, que además de aumentar la adherencia, son más baratos. Finalmente, se anotó un crecimiento a PVL del 7,3% en esclerosis múltiple, gracias a novedades como Tecfidera, Aubagio, Lemtrada y Plegridy. A los que se sumarán pronto Ocrevus (ocrelizumab) y Zinbryta (daclizumab).

Añadió el directivo de IQVIA que cerca del 83% del mercado hospitalario actual corresponde a pacientes ambulatorios y externos, con dispensación a través de FH.

Concluyeron los dos directivos de IQVIA con el anuncio de que las cifras aportadas este mes de febrero serán revisadas en el forecast de abril de este año, en el que se incluirá el efecto de cualquier cambio regulatorio que pudiera acaecer.

Por Luis Ximénez para PMFarma


http://www.IQVIA.com

Mercado  




Escribe tu comentario
Debes estar unido a PMFARMA para participar. Únete o haz login