La EFPIA rechaza la nueva propuesta de la CE sobre patentes

Con el fin de ofrecerte un mejor servicio, PMFARMA utiliza cookies. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas.  Acepto
Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
30 May. 2018
La EFPIA rechaza la nueva propuesta de la CE sobre patentes

La Federación Europea de Industrias y Asociaciones Farmacéuticas (EFPIA) rechazó la propuesta de la Comisión Europea (CE) de ajustar los certificados complementarios de protección (CCP) de la propiedad intelectual para ayudar a las firmas del sector.

"El actual sistema de protección de la propiedad industrial funciona y es de utilidad para generar nuevos y mejorados tratamientos para los pacientes que los necesitan", indicó EFPIA en un comunicado.

Según la Comisión, los CCP han supuesto hasta ahora una "desventaja competitiva" para los fabricantes en la UE, ya que los medicamentos debían someterse a pruebas y ensayos clínicos prolongados antes de obtener la aprobación reglamentaria de comercialización, indicó en un comunicado la CE.

El Ejecutivo comunitario sostiene que la modificación de la normativa, denominada "dispensa para fabricación con fines de exportación", solucionará las desventajas competitivas y favorecerá "el papel pionero de Europa en la investigación y el desarrollo de productos farmacéuticos".

Sin embargo, la patronal farmacéutica europea considera que la propuesta "reduce los derechos de propiedad industrial y podría condicionar el desarrollo de medicamentos innovadores y mermar el acceso a éstos por parte de los pacientes".

"Envía la señal de que Europa debilita su compromiso con la propiedad industrial poniendo en riesgo la inversión en innovación de la industria farmacéutica", que EFPIA cifra en 35.000 millones de euros al año.

Esa federación sectorial también considera que la modificación propuesta por la CE mermaría la capacidad de las farmacéuticas de la UE de generar empleo, que sitúa en 700.000 puestos en todo el continente, de los que 118.000 están dedicados a actividades de I+D, y también dañaría "su aportación tanto al crecimiento económico como al avance en el cuidado de los pacientes".

La EFPIA precisó que aproximadamente "la mitad de la vida de una patente de un nuevo medicamento se pierde durante el proceso de investigación, desarrollo y aprobación, y el CCP vino a compensar parcialmente esa pérdida de vigencia de la patente".

"Reformar la legislación en esta materia, garantizando una excepción de fabricación, erosiona los fundamentos de la investigación biomédica", subrayó.

Según la CE, con su propuesta los empresarios europeos podrán fabricar en el futuro una versión genérica o biosimilar de un medicamento protegido por la CCP durante el periodo de validez del certificado, pero solo cuando sea para exportar a mercados fuera de la UE, donde la protección de la patente haya expirado o no haya existido nunca.

"La propuesta de introducir una excepción de fabricación es aún más alarmante si se compara con la tendencia en otras áreas geográficas, especialmente China, que se mueven en la dirección opuesta reforzando sus sistemas de protección de la protección industrial, con la ambición de convertirse en la Europa del futuro", lamentó la EFPIA.

La propuesta de la CE va acompañada de una serie de garantías con el objetivo de aportar transparencia y evitar la entrada de productos que infringen los derechos de propiedad intelectual en los mercados europeos.

Los certificados complementarios de protección son un derecho de propiedad intelectual introducido en la UE en 1992 como una extensión de los derechos de las patentes.


Mercado  




Escribe tu comentario
Debes estar unido a PMFARMA para participar. Únete o haz login