Merck y GSK anuncian una alianza global para desarrollar y comercializar M7824, una nueva inmunoterapia para cánceres de difícil tratamiento

PMFarma utiliza cookies propias y de terceros para recopilar informacion con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas. Tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo impedir que sean instaladas.   Configurar
Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
11 Feb. 2019
Merck y GSK anuncian una alianza global para desarrollar y comercializar M7824, una nueva inmunoterapia para cánceres de difícil tratamiento

Un total de ocho estudios en desarrollo clínico de inmuno-oncología de alta prioridad están en curso o se espera que comiencen en 2019.

Merck recibirá un pago inicial de 300 millones de euros, pudiendo llegar hasta los 500 millones de euros por posibles hitos de desarrollo derivados de los datos del programa de desarrollo de cáncer de pulmón de M7824.

Merck, empresa líder en ciencia y tecnología, y GSK, compañía global de salud liderada por la ciencia, han anunciado una alianza estratégica global para desarrollar y comercializar conjuntamente M7824 (bintrafusp alfa). Se trata de una inmunoterapia de proteínas de fusión bifuncional que se encuentra actualmente en investigación, incluyendo potenciales estudios de registro dirigidos a múltiples tipos de cánceres de difícil tratamiento.

Dichos estudios incluyen el ensayo de Fase II que compara M7824 con pembrolizumab como tratamiento de primera línea en pacientes con PD-L1+ que presentan cáncer de pulmón no microcítico avanzado (NSCLC, por sus siglas en inglés).

En este sentido, cabe destacar que M7824 está diseñado para actuar simultáneamente sobre dos vías inmunosupresoras, transformando el factor de crecimiento β y un ligando-1 de muerte programada (PD-L1), que son comúnmente utilizadas por las células cancerosas para evadir el sistema inmunitario. Los anticuerpos bifuncionales tienen como objetivo aumentar la eficacia alcanzada con terapias individuales o mediante la combinación de estas. Por su parte, se espera que M7824 sea una nueva alternativa para combatir cánceres difíciles de tratar más allá de la interacción entre PD-1 y PD-L1. Además de su uso como agente único, también se está considerando la posibilidad de utilizar M7824 en combinación con otros activos del pipeline de ambas compañías.

M7824 muestra potencial para ofrecer nuevas respuestas a los pacientes con cáncer. Junto con GSK, nuestro objetivo es conseguir un cambio de paradigma en el tratamiento de esta enfermedad, convirtiéndonos en líderes de las nuevas inmunoterapias”, ha destacado Belén Garijo, miembro del Consejo de Administración de Merck y CEO de Healthcare. “GSK se ha convertido claramente en un socio ideal por su fuerte compromiso con la oncología y el talento y capacidades que aporta a esta alianza. Esperamos aprovechar todo el potencial que tiene M7824 en una amplia gama de indicaciones a medida que avanzamos en nuestro portfolio de oncología”.

A pesar de los recientes avances médicos, aún hay muchos pacientes que sufren cánceres de difícil tratamiento y que no se benefician de las terapias inmuno-oncológicas, hecho que limita sus opciones de tratamiento. M7824 reúne dos mecanismos de acción diferentes en una sola molécula, y hemos observado resultados clínicos alentadores en el tratamiento de ciertos pacientes oncológicos, concretamente, en aquellos con cáncer de pulmón no microcítico”, ha asegurado Hal Barron, Director Científico y Presidente de I+D de GSK. “Estoy emocionado por el potencial impacto que esta inmunoterapia primera de clase podría tener en la vida de los pacientes con cáncer”.

Merck recibirá un pago por adelantado de la cuantía de 300 millones de euros, aunque podrá ser de hasta 500 millones de euros en concepto de hitos de desarrollo derivados del Programa de Cáncer de Pulmón de M7824.

Merck también podrá optar a ser candidato de hasta 2.900 millones de euros adicionales en caso de lograr con éxito su aprobación futura, así como su posible desarrollo comercial. Por tanto, el valor total que tendrá la operación podrá llegar hasta los 3.700 millones de euros. Ambas compañías compartirán el desarrollo y la comercialización, junto con todos los beneficios y costes derivados a nivel mundial.

Esta alianza refleja el enfoque estratégico de Merck en su I+D en oncología, identificando oportunidades que puedan hacer progresar fármacos o moléculas prometedores de la compañía en investigación de la manera más eficiente y rápida posible, tanto por parte de expertos como de colaboraciones internas o externas.

Para GSK, esta alianza supone un paso más para cumplir con la prioridad de la compañía de fortalecer su cartera de productos farmacéuticos. Esto es consecuencia de la reciente adquisición de Tesaro, empresa centrada en oncología con sede en Waltham, Massachusetts. El enfoque de GSK en oncología se centra en la innovación en áreas como inmuno-oncología, terapia celular, epigenética del cáncer y, más recientemente, medicina genética.

A través de esta alianza, ambas compañías asumen la posición de liderazgo en esta nueva clase de inmunoterapias, aprovechando especialmente la biología de TGF-β.


http://www.merck.es

Cáncer  




Escribe tu comentario
Debes estar unido a PMFARMA para participar. Únete o haz login