La mitad de algunos de los fármacos respiratorios de GSK para todo el mundo se producen en su fábrica de Aranda de Duero

PMFarma utiliza cookies propias y de terceros para recopilar informacion con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas. Tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo impedir que sean instaladas.   Configurar
Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
10 Jun. 2019
La mitad de algunos de los fármacos respiratorios de GSK para todo el mundo se producen en su fábrica de Aranda de Duero

La planta de producción, con más de 40 años en España, abre sus puertas en el 50 aniversario del área de Respiratorio de la compañía.

Aranda fabrica 179 millones de unidades de medicamentos, de los que se exportan el 95%.

Hace medio siglo que GSK puso a disposición de pacientes y profesionales sanitarios Ventolin y continúa investigando en el área respiratoria.

Más de 339 millones de personas en el mundo viven con asma y 384 padecen enfermedad pulmonar obstructiva crónica (epoc) en todo el mundo. Mejorar la esperanza y calidad de vida de los pacientes afectados por estas patologías y, en general, hacer que el mundo respire mejor ha sido la meta de GSK desde que, hace 50 años, en 1969, la compañía desarrollara Ventolin, el primer beta adrenérgico de acción corta para el asma, que fue el inicio del compromiso de GSK para producir medicamentos respiratorios para el presente y el futuro.

Con motivo de este 50 aniversario del área de Respiratorio, la planta de producción de la compañía en Aranda de Duero (Burgos) ha abierto sus puertas para una visita de medios de comunicación de España y Portugal. Tal y como señala su director, Ismael de los Mozos, la fábrica, que en 2018 celebró sus 40 años, “cuando inició su actividad, en 1978, solo producía para el mercado español. Hoy GSK Aranda produce la mitad de lo que se consume a nivel mundial de alguno de sus medicamentos respiratorios”.

Un año antes, Sir Austin Bide, presidente de Glaxo desde 1973 a 1985, colocó la primera piedra de la futura fábrica en el lugar que ocupa en la actualidad. No fue hasta 1992 cuando la planta inició sus primeras exportaciones. En la actualidad, como apunta De los Mozos, la fábrica está considerada un centro de producción estratégico en el área de Respiratorio de GSK a nivel global.

En concreto, la fábrica de Aranda de Duero, que cuenta con más de 500 empleados/as, produce 179 millones de unidades de medicamentos al año, de las que se exporta el 95% a más de 100 países de todo el mundo. Su actividad se centra en la producción, acondicionado y suministro de productos del área de Respiratorio (aerosoles y líquidos inhalados), además de medicamentos en forma de comprimidos para el tratamiento del VIH hipertensión, herpes y dolor, entre otros.

Para conseguir estas cifras “GSK Aranda ha tenido sucesivas expansiones a lo largo de su historia destacando un almacén automatizado de gran altura, la construcción del edificio EAGLE para aumentar la capacidad productiva de comprimidos y la reciente incorporación de una línea de botes desde donde se producen los lanzamientos de VIH”, señala el director de la fábrica. En la actualidad, está desarrollando el proyecto LES, un proyecto piloto para la implantación de sistemas automatizados en el laboratorio. Asimismo, la planta trabaja “en la hoja de ruta electrónica para que toda la documentación de un lote esté informatizada por completo”, explica De los Mozos.

La planta de producción de Aranda, además, se ha distinguido por sus políticas de Recursos Humanos favoreciendo la diversidad y la igualdad en la empresa, con un 46% de trabajadoras. Gracias a esto y a otras medidas ha recibido el distintivo 'Igualdad en la Empresa', otorgado por el Ministerio de Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad.

Aranda es, en suma, una historia de éxito. “Han sido más de 40 años en investigación respiratoria, creando medicamentos que han transformado el tratamiento de la enfermedad respiratoria. 40 años de innovación responsable”, resume De los Mozos.

50 años de innovación que se respira
En efecto la fábrica de Aranda está alineada con el compromiso de la compañía en el área de las enfermedades respiratorias. GSK está orientada a explorar nuevos ámbitos de investigación científica y maximizar las ventajas que se pueden hacer llegar a los pacientes con estas patologías.

La doctora Rosana Cajal, directora médica de GSK Portugal, comenta que “Los medicamentos de GSK han ayudado a millones de pacientes con asma y epoc en todo el mundo y han ayudado a redefinir el modo de tratar a estos pacientes. Desde Ventolin hasta Nucala -tratamiento biológico para personas con asma grave eosinofílica refractaria- en asma, o hasta Trelegy - la única triple terapia para la epoc de una sola inhalación al día en un único dispositivo- en epoc”.

La investigación clínica de GSK ha sido fundamental a la hora de definir unas guías internacionales de tratamiento y sigue contibuyendo en el establecimiento de nuevos objetivos de tratamiento para los pacientes con enfermedades respiratorias. Hemos puesto en marcha, y seguimos haciéndolo, estudios clínicos de referencia, como el estudio IMPACT en epoc, el estudio COLUMBA en asma grave eosinofílica o el estudio de efectividad Salford Lung Study para asma y epoc, que con un innovador diseño nos ha permitido ir un paso más allá y conocer el impacto de un tratamiento en condiciones habituales de la práctica clínica”, añade la Dra. Cajal.


http://www.gsk.es
http://www.gsk.com

Empresas