Los medicamentos biosimilares, una oportunidad para las personas con osteoporosis

PMFarma utiliza cookies propias y de terceros para recopilar informacion con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas. Tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo impedir que sean instaladas.   Configurar
Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
14 Oct. 2019
Los medicamentos biosimilares, una oportunidad para las personas con osteoporosis

La osteoporosis en España afecta a más de 2,8 millones de personas, de las cuales 2,2 millones son mujeres.

La mayoría de los pacientes con fracturas no reciben tratamiento preventivo a pesar de que la osteoporosis disminuye la calidad de vida del paciente.

Los biosimilares son medicamentos igual de seguros y eficaces que los productos de referencia, que mejoran la accesibilidad de los pacientes a los medicamentos biológicos y reducen el gasto sanitario en el Sistema Nacional de Salud.

Terrosa solución inyectable de 20 μg/80 μL de Gedeon Richter es el primer medicamento biosimilar de teriparatida para el tratamiento de la osteoporosis aprobado en Europa.

Con el motivo del Día Mundial de la Osteoporosis el próximo 20 de octubre, se ha celebrado en Madrid un encuentro entre profesionales y medios para dar a conocer la oportunidad que suponen los medicamentos biosimilares para las personas con osteoporosis y el potencial que tienen para cambiar el panorama de esta enfermedad en España.

En este encuentro el Dr. Josep Blanch Rubio, especialista en reumatología del Hospital del Mar y Presidente de la Sociedad Española de Investigación Ósea y del Metabolismo Mineral (SEIOMM) presentó un panorama de la osteoporosis en España, enfatizando la importancia de la prevención mediante el desarrollo de hábitos saludables y los tratamientos médicos preventivos.

Seguidamente, el Dr. Manuel Naves Díaz, especialista en metabolismo óseo del Hospital Universitario Central de Asturias y  presidente electo de la SEIOMM explicó la importancia de los biosimilares como medicamentos que mejoran la accesibilidad de los pacientes a los medicamentos biológicos y reducen el gasto sanitario en el Sistema Nacional de Salud.

La osteoporosis, una enfermedad silenciosa
La osteoporosis es una enfermedad que se caracteriza por una disminución y un deterioro de la masa ósea que conduce a un mayor riesgo de sufrir fracturas por fragilidad, especialmente en mujeres y en personas de ambos sexos mayores de 50 años. Se trata de una afectación silenciosa y asintomática que inicialmente no afecta a la calidad de vida de los pacientes que la padecen, pero que luego presenta complicaciones clínicas asociadas como el incremento de morbilidad (dolor, discapacidad física, peor calidad de vida relacionada con la salud, etcétera), el riesgo de padecer nuevas fracturas y el aumento de la mortalidad.

Debido a su naturaleza asintomática, la mayoría de los pacientes con fracturas osteoporóticas no reciben tratamiento preventivo después de su primera fractura, a pesar de ser cinco veces más propensos a sufrir una segunda fractura en el plazo de dos años. En mujeres, por ejemplo, se calcula que solo el 28% recibe tratamiento preventivo después de la primera fractura por fragilidad. Sin embargo, con el tratamiento médico adecuado, podrían evitarse nuevas fracturas. 

Los medicamentos biosimilares hoy
En el año 2006, la UE aprobó el primer medicamento biosimilar o, lo que es lo mismo, el primer medicamento similar a un medicamento biológico ya autorizado. Este último se denomina medicamento de referencia.

Los principios activos de los medicamentos biosimilares están elaborados por microorganismos vivos, por lo que pueden presentar algunas pequeñas diferencias con respecto al medicamento de referencia. En los medicamentos biosimilares autorizados se ha demostrado que estas pequeñas diferencias no son clínicamente significativas y no afectan ni a la seguridad ni a la eficacia del medicamento.

En este sentido, la autorización de los biosimilares está sujeta a las mismas normas de calidad farmacéutica, seguridad y eficacia que se aplican a todos los demás medicamentos biológicos aprobados en la UE.
Medicamentos biosimilares: una oportunidad

Uno de los principales valores atribuibles a los medicamentos biosimilares es la posibilidad de que un mayor número de pacientes acceda a tratamientos biológicos debido a la reducción de coste respecto al medicamento de referencia.

Otro valor a tener en cuenta es la contribución de los medicamentos biosimilares a la sostenibilidad del sistema sanitario ya que contribuyen al ahorro en la factura farmacéutica y al acceso a terapias biológicas de calidad.  De acuerdo a un estudio de la Fundación Weber, los biosimilares supondrán en España un ahorro de alrededor de 574 millones de euros sólo en el 2019, que incluso podría llegar a ser de 593 millones en el 2020.

Finalmente, la incorporación de los medicamentos biosimilares contribuye a acrecentar sustancialmente el acceso de los pacientes a tratamientos innovadores gracias al ahorro hospitalario y al incentivo de la investigación de nuevos productos por parte de la industria biofarmacéutica.


http://www.gedeonrichter.es

Osteomuscular