'Que otros síntomas no te pillen por la espalda', nueva campaña para mejorar el conocimiento de la Espondilitis Anquilosante

PMFarma utiliza cookies propias y de terceros para recopilar informacion con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas. Tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo impedir que sean instaladas.   Configurar
Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
21 Oct. 2019
'Que otros síntomas no te pillen por la espalda', nueva campaña para mejorar el conocimiento de la Espondilitis Anquilosante

La espondilitis anquilosante es una enfermedad crónica, inflamatoria y altamente discapacitante que afecta las articulaciones de la columna vertebral, las cuales tienden a soldarse entre sí, provocando una limitación de la movilidad.

El 40% de los pacientes con espondilitis anquilosante puede desarrollar otra enfermedad inflamatoria inmunomediada, como psoriasis, uveítis o enfermedad inflamatoria intestinal.

En España, se calcula que hay unos siete casos nuevos de espondilitis anquilosante por cada 100.000 habitantes al año.

El abordaje multidisciplinar y el diagnóstico precoz, claves para mejorar el pronóstico de los pacientes con espondilitis anquilosante.

En España, alrededor de 300.000 personas sufren Espondilitis Anquilosante (EA), una enfermedad que causa inflamación y dolor de espalda y que puede llevar asociados otros síntomas que afectan a los ojos, piel, estómago o estado de ánimo. Así, y con motivo del Día Nacional de la Espondilitis Anquilosante, que se celebra el próximo 20 de octubre, la Coordinadora Española de Asociaciones de Espondiloartritis (CEADE) ha lanzado la campaña 'Si tienes Espondilitis Anquilosante, que otros síntomas no te pillen por la espalda'.

El objetivo de esta iniciativa es concienciar de la realidad que tienen que vivir los pacientes con EA, así como informar a la población y a las propias personas que la padecen sobre otras manifestaciones de la enfermedad que pueden ir más allá de la afectación articular. De hecho, alrededor del 40% de las personas con espondilitis anquilosante puede presentar más de una comorbilidad, es decir, puede desarrollar alguna otra enfermedad como psoriasis, uveítis, depresión o enfermedad inflamatoria intestinal (EII).

De ahí la importancia del abordaje multidisciplinar de las espondiloartritis. “Es fundamental que exista un mayor abordaje multidisciplinar para mejorar la atención de los pacientes. Para ello, una buena relación entre los servicios de reumatología y oftalmología —en el caso de las uveítis—o gastroenterología —en los casos de EII— es primordial con el fin de acelerar el diagnóstico precoz”, señala Pedro Plazuelo, presidente de CEADE.

Por otro lado, el retraso en el diagnóstico sigue siendo una asignatura pendiente en esta área terapéutica, si bien se ha experimentado un gran progreso en los últimos años. Si la espondilitis anquilosante no se diagnostica a tiempo, impide el tratamiento en fases iniciales, lo que agrava la enfermedad y hace que aumente el daño estructural y la pérdida de movilidad. Por ello, el diagnóstico precoz es básico para mejorar el pronóstico de esta patología.

Con motivo del Día Nacional de la Espondilitis Anquilosante, se han programado varias actividades. La Asociación de Espondilitis de Fuenlabrada (AEEF) va a participar, entre el 21 y el 25 de octubre, en la Semana de la Diversidad Funcional; la Asociación de Espondilitis de Jaén (AJEA) realizará del 25 al 27 de octubre las Jornadas de Convivencia y Balneoterapia en el Balneario de Alhama en Granada y el próximo 23 de noviembre se celebrará la XXV Jornada Anual EAS, organizada por la Asociación de Espondilitis Anquilosante de Sevilla.


Osteomuscular