Los empleados de Aristo Pharma transmiten su know how sobre el sector farmacéutico al centro médico Madre Teresa Rodón, en Kenia

PMFarma utiliza cookies propias y de terceros para recopilar informacion con la finalidad de mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Al continuar navegando por el sitio, aceptas el uso de las mismas. Tienes la posibilidad de configurar tu navegador pudiendo impedir que sean instaladas.   Configurar
Ver por categoría:
Enviar a un amigo | Imprimir en PDF
 
06 Nov. 2019
Los empleados de Aristo Pharma transmiten su know how sobre el sector farmacéutico al centro médico Madre Teresa Rodón, en Kenia

La compañía destina los fondos obtenidos en la tercera y la cuarta edición de ‘Aristo Camina’, una iniciativa promovida por la ONG Farmacéuticos sin Fronteras y Aristo Pharma, a equipar con fármacos, servicios y conocimiento a un centro médico en Kenia.

Mientras que en 2018 las donaciones se invirtieron en la compra de medicamentos y adecuar el servicio de vacunación y el servicio de fisioterapia, este 2019 se destinarán a la compra de un equipo de rayos X y de varios generadores para el mantenimiento de las neveras, y se seguirá mejorando el servicio de farmacia.

El objetivo de esta actividad de voluntariado es la transmisión del valioso conocimiento de los empleados de Aristo Pharma Iberia en la gestión del centro.

En los últimos cuatro años, empleados de la compañía farmacéutica Aristo Pharma han visitado cientos de oficinas de farmacia a su paso por el Camino de Santiago, el Camino de Caravaca y el Camino de Guadalupe, dentro de la iniciativa ‘Aristo Camina’, con el objetivo de recaudar fondos para proyectos solidarios promovidos por la ONG Farmacéuticos sin Fronteras. Durante la tercera y la cuarta edición de 2018 y 2019 respectivamente, los fondos recaudados por esta iniciativa se han utilizado para equipar con fármacos, servicios y conocimientos al centro médico Madre Teresa Rodón, situado a pocos kilómetros de Mlolongo, en Kenia.

Durante 2018, el centro mejoró su prestación sanitaria con la compra de medicamentos, reactivos utilizados en el laboratorio, ayuda para el servicio de fisioterapia y la adecuación del centro para disponer del servicio gratuito de vacunas por parte del estado. Este año, los fondos recaudados se han destinado a la compra de un aparato de rayos X y de varios generadores para mantener estable la temperatura de las neveras, aparte de para seguir mejorando el servicio de farmacia.

El tema del control de temperatura es muy importante, ya que en estos países se producen cortes de luz a veces y, dado que el centro cierra sábados por la tarde y domingos, era importante disponer de generadores para evitar estos problemas de conservación”, asegura María Sánchez, responsable de Garantía de Calidad de Aristo Pharma Iberia y una de los diez voluntarios de Aristo que han visitado el centro.

Pero la labor de los voluntarios en el centro no ha sido solo dotar de nuevos equipamientos al centro, sino que ha ido más allá. “Hemos donado nuestro know how de empresa que trabaja en el sector farmacéutico”, explica Olga Yamina de Liz, delegada comercial de Aristo Pharma Iberia y otra de las voluntarias desplazadas a Kenia para colaborar en el proyecto.

De esta forma, este equipo de empleados se ha encargado, entre otras labores, de organizar el dispensario de fármacos para los pacientes del centro. “Tenían muchas referencias de países muy distintos que a veces ni conocían, por lo que no hacían un uso efectivo de todos los fármacos”, apunta Sánchez, que señala que les ayudaron a clasificar mejor todas las referencias para que pudieran de esta forma hacer un uso más eficiente de las mismas.

Además, este equipo de voluntarios ha colaborado también en el incremento de visibilidad de la clínica con el objetivo de que acudan más pacientes. “El centro tiene unas instalaciones muy buenas, limpias, y todavía tienen incluso espacio para seguir aumentando sus servicios, por lo que creíamos que era crucial ayudarles a la promoción de sus servicios”, detalla Sánchez. Un objetivo que cumplieron con creces, explica de Liz, ya que “la primera semana acudieron una media de 10 pacientes, mientras que la segunda semana ya se acercaron un total de 19”.

Un equipo de profesionales al servicio de los pacientes
Por el momento, el centro médico dispone de servicio ambulatorio de medicina general, fisioterapia, enfermería y laboratorio clínico; en ocasiones, atiende también partos sin riesgos especiales. En total, el centro cuenta con cinco profesionales sanitarios y otras cinco personas empleadas en labores más de gestión como limpieza o administración.

Actualmente, este equipo de cinco voluntarios mantiene el contacto con el centro médico y se preocupa por el día a día del personal. “Es importante hablar con ellos y conocer cuáles son sus prioridades, cómo gestionan ellos las cosas... para entonces darles ideas que realmente les sirvan”, subraya Sánchez, que destaca que no solo ellas han ayudado al centro, sino que el propio centro les ha ayudado a ellas. “La experiencia enriquece mucho, ya que realmente ves que hay cosas mucho más importantes por las que preocuparse en el día a día”, destaca.

Por su parte, de Liz resalta la sensación de utilidad, de estar haciendo algo que de verdad aporta, y la oportunidad que brinda Aristo Pharma de colaboración con proyectos de voluntariado de este tipo. “Estoy agradecida con Aristo Pharma porque es una compañía que no solo se preocupa por la salud y el bienestar de sus empleados, sino también por la de gente más humilde de países como África”, recalca. 


http://www.aristo-iberia.com

Empresas